The Multi tasker concealer de Rimmel, ¿clon del Shape Tape?

9/29/2021

Rimmel London es una de esas marcas de drugstore o gama media que, con la eclosión de firmas low-cost, tenemos algo olvidadas…, pero que valen un Potosí.




Yo le tengo cariño porque hace unos años ofrecían varios productos que me gustaban: por ejemplo. una base de maquillaje en mousse ligera, fresca y no comedogénica, o un labial neutro, el 77 Asia, que era el favorito de mi añorada amiga Cris.



Ahora vuelve a ser tendencia, a pisar con fuerza el suelo mediático, al lanzar al mercado un corrector muy similar al mítico Shape Tape de Tarte por sólo siete euros y medio.

Y como la vuelta “al cole” ha sido intensa y me han salido algo parecido a las ojeras, he decidido probarlo.



No mienten quienes ponderan lo mucho que ambos productos se parecen, comenzando por el envase y el aplicador grueso pero preciso, pensado para aplicar como antaño, un generoso triángulo invertido debajo de cada ojera.



La fórmula está plagada de siliconas, nada nuevo bajo el sol y nada sorprendente por el precio que piden. Pero en piel se ve ligera y casi tan pigmentado como el Shape Tape, y se funde con la misma facilidad.




Ésta es mi piel au naturel, sin maquillaje ni cremas de ningún tipo. Sólo una llamarada de color en los labios para no morirnos de pena…

Muchas diréis que esto no son ojeras, pero, además de que días atrás estaban algo peor, es que normalmente yo no tengo ni una ligera sombra. Nada. Niente.



Y aquí tenéis mi rostro maquillado solamente con unas pinceladas de corrector de Rimmel en el tono 40 Ivory en ojeras y aletas de la nariz.  

Ojo porque  oxida: es lo único malo de este producto y lo único en lo que difiere del supuesto original, pero este tono más rosado oxida mucho menos que el treinta, más beige.

Yo aplico el corrector de forma vintage, trazando el típico triángulo invertido que me sirve para difuminar con brocha hacia las mejillas.




Ya sé que ahora se extiende de forma mucho más contenida: un punto en cada esquina del ojo. Y otra heterodoxia por mi parte: no aplico nada más de maquillaje líquido en todo el rostro, luego unifico con brochazo de polvos y a correr. 

¡Un maquillaje muy fresco, con la piel casi desnuda!

10 comentarios:

  1. Pues no lo conocía, tampoco he probado el otro, yo a Rimmel no la tengo olvidada, siempre tengo sus polvos bronceadores que me encantan sus lápices Scandal Eyes ¡que me encantan y el negro que mejor me aguanta en la línea de agua! pero esto cada una y nuestro ojo somos un mundo y lo que a una le funciona a otra no. Este producto en concreto lo veo un pelín cubriendo o quizá me lo hace la vista, yo en este aspecto me arreglo muy bien con el Fit Me y el Borrador ambos de Maybelline pero pasa igual ¡cada una somos un mundo!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¿No has probado el borrador de Maybelline?

    ResponderEliminar
  3. Chicas, en esto del corrector de ojeras soy una analfabeta, no he probado ninguno de ninguna marca que no sea Tarte o Sephora, y aún esos los utilizaba como base de maquillaje.
    ¡Es lo que tiene no haber tenido ojeras hasta los 40!
    Respecto a los correctores de Maybelline que decís, he oído hablar maravillas de ellos, pero no lo sé probado. El borrador tengo ganas de probarlo, a lo mejor ahora que se viene una edición limitada customizada por una ilustradora, me animo.

    ResponderEliminar
  4. Pero bueno q guapa ❤️❤️❤️

    ResponderEliminar
  5. La primera foto en la terraza... wow qué guapa

    ResponderEliminar
  6. Muchísimas gracias a ambas, lo mejor de todo es que no me sentía yo guapa para nada, tenía un tremendo bad hair day.

    ResponderEliminar
  7. Coincido en que Rimmel es una marca que ofrece productos muy majos por poco precio, y la tenemos muy olvidada desde la fiebre de los labiales de Kate, que eran estupendos, hace años ya.
    No he probado el Shape Tape, y tampoco creo que lo haga, pero una comparativa siempre gusta.
    Respecto a cómo aplicar el maquillaje,chica, usa la técnica que mejor te vaya. Total, de aquí a unos años le ponen otro nombre y la sacan como tendencia.

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Me lo apunto para cuándo necesite corrector.
    Ahora estoy con el True Skin de Catrice y creo te puede gustar, eso sí, a dosis pequeñas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Lo voy a comprar
    M.

    ResponderEliminar
  10. Tengo que decir algo: este producto sirve para las ojeras pero, al menos en piel sensible, para ninguna otra zona del rostro. En los últimos días he estado bajándolo hacia las mejillas para usarlo como corrector ahí, y me ha obsequiado con tres señores granitos.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.