Mi monedero, o la ecuación perfecta: Nars + Kiehs = labios de melocotón

Este es mi monedero. Me encanta: es de piel argentina, me lo regalaron mis padres en septiembre, tiene los colores del sol y del otoño y tiene mucha amplitud y tres cremalleras.
En uno de los departamentos guardo las monedas y billetes, muchos o pocos, que van cayendo en mis manos. Y en los otros dos guardo mi kit de supervivencia: el pendrive, un par de chicles Trident, el metrobús de Madrid, un vial de Pure DKNY de Donna Karan y las dos principales armas que poseo para convertir mis labios en una sedosa y brillante boca de melocotón.
Me gusta la marca Kiehls. Me gusta ese aire de farmacia antigua y yankee que tienen todas sus tiendas, y la deliciosa atención que te dedican sus vendedores. Me gusta la entrañable historia del peral en una avenida de Nueva York, y el olor cítrico y picante del exfoliante corporal Grapefruit. Soy tan irracional que me vuelve loca ese fetichismo de unir en mi imaginación el nombre de la Creme de corps con el de Sarah Jessica Parker... ¡aunque después de todo no me acaben de convencer ni la crema ni la actriz! Pero, lo que más me gusta de la firma, son los brillos labiales con color que puedes encontrar en Fuencarral: no contienen petrolatum como el Lip balm #1, sino aceites vegetales de rosa y de huesos de melocotón, que hidratan intensamente mientras el labio brilla con un sano color translúcido de lo más atractivo.
Me llevé el tono Earth day, un color miel preciosísimo que, puesto sobre el labio y sin nada más debajo le da un aspecto mojado y cálido bastante bonito. Pero como de verdad brilla en todo su esplendor es cuando lo superpones sobre una capa finísima de labial mate de Nars.
Durante el puente de Todos los Santos pude probar las nuevas barras Pure Matte de Nars. Raquel me maquiló los labios con el tono más nude, Tashkent, que en mi boca tomaba un matiz melocotón ingenuo y muy interesante. Me lo llevé: su larga duración, su acabado sedoso y su textura hidratante me encandilaron.
Sin embargo, a la hora de la verdad las texturas ultramates no están hechas para mí. Me agobian, y eso que esta es nutritiva y comodísima. A lo mejor el día que me decida a comprar la espectacular barra Vesubio me logro convencer a mí misma de que un rojo mate es el colmo de la sofisticación, pero el nude-casi-melocotón que me había llevado a casa necesitaba un toque de brillo...

Y... voilâ! Este es el lugar donde el amor antiguo (Nars) y el amor nuevo (Kiehls) se unen, para recrear en melocotón perfecto: jugoso, duradero, nutritivo, alegre, discreto y colorista. Una simbiosis sobrenatural.

11 comentarios:

  1. ¿Te puedes creer que nunca he probado un pintalabios/gloss en tono melocotón? Soy muy de rosas, pero me encanta el efecto que has conseguido, a ver si me animo y pruebo el tono melocotón :)

    ResponderEliminar
  2. Pero bueno jamía, no me cansaré de decírtelo...qué labios más sexy (o sexies, como se diga) tienes cuando usas esos tonos!! MUAKS (en todo los morros jajaja)

    ResponderEliminar
  3. Me gusta la unión de amores.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Lo que tu has unido que no lo separe nadie xDDDDDDD La mezcla queda perfecta y el tono de la barra de Nars es preciosísimo.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  5. No he probado ese producto de Kielh's pero me lo apunto para la próxima visita porque todo lo que he ido probando por ahora me entanca... los labios te quedan preciosos, la barra de labios de nars es superpreciosísima y con el brillo encima te queda impresionante. Gracias por la info

    ResponderEliminar
  6. Q pasada! Me gusta el labial y el lip balm. Has creado una necesidad, en cuento pueda curiosearé en el stand de NARS. Ciao, besos!

    Un lieu avec Allure.

    ResponderEliminar
  7. Aiss... si llego a llegas a publicar esto dos días antes, me habría interesado más por esos pintalabios de NARS, ya que esta era la semana amiga y el viernes estuve con dos bloggers amigas cotilleando en Shiseido y algo nos llevamos, pero no reparé en esos labiales... A mi también me agobian un poco las texturas tan mates y me gusta mucho más con el brillo que le has puesto, queda precioso. Un besote!

    ResponderEliminar
  8. La simbiosis de Nars+ Khiel´s te ha quedado preciosa.
    Y debo decir que las fotos cada día mejor.
    Ains, estos kits de supervivencia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  10. Soy fan de Kiehls, pero más bien de sus limpiadoras y exfoliantes XD Nada que ver con los labios... La verdad es que la mezcla es muy buena, el bálsamo le dá mucha vida al color de la barra y, sobre todo, un volumen espectacular a los labios.
    Personalmente aunque suelo llevar más "gloses" y barras satinadas que mates, he comprobado que los colores más atrevidos e impactantes son más llevables cuando son mates. Les quita algo de agresividad....

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.