Lo que compré en el Black Friday de Sephora: Sombra de ojos Bad Behaviour de Nars

12/03/2013
Ya está aquí la segunda y última entrega de la saga (saga fuga, por su brevedad), de mis compras en el afamado Black Friday.

Quería aprovecharla para comentar que las dependientas de Sephora me han tratado con gran calidad profesional y humana, que me siento en esos almacenes como en casa y que, como los lectores de este blog fuisteis testigos de un pequeño repente que me entró por el hecho de que no permitan hacer fotos, desde aquí rectifico y os relato lo simpáticas que han sido las vendedoras conmigo.

Había apartado, para comprar en esta señalada fecha con un 20% de descuento, el colorete Day Dream y la sombra de ojos Bad Behaviour de Nars. Pero, cuando llegué a casa y abrí el paquete seforístico, me encontré con otra sombra de la colección, de color crema con reflejo dorado, vamos, el extremo contrario de lo que esperaba hallar...


Bad Behaviour de Nars
Foto mía tratada con filtro "animación" del Samsung Galaxy S4

Me dije, "se han equivocado", y lo peor es que al pertenecer a una edición limitada ya no les quedará lo que quiero, y aunque les quede me temo que he perdido el ticket, ya que soy un pequeño desastre... Y sí, confieso que recé pidiendo un pequeño milagro, pues me dije que si debo esperar un maremoto para solicitar ayuda divina, a lo mejor me paso la vida entera sin rezar ni un Padrenuestro...
Llegué a Sephora y quedaba ¡un ejemplar! de la sombra Bad Behaviour. Tuve que decir que había perdido el ticket, pero una de las vendedoras me recordó, dijo en seguida que ella me había vendido los dos productos, y como recordaba el importe exacto de la compra, buscó su registro en el ordenador.

Así queda en la piel


Esto es desvelo por el cliente. Esto es profesionalidad y cercanía. Y gracias a este buen hacer puedo ofreceros la reseña de esta sombra gris y aterciopelada, a caballo entre la tonalidad humo y el color antracita.
El ahumado perfecto y modulable, el look dramático en pleno lunes. Me recuerda a la sombra Diamon Lil de Stila que hasta el día de hoy era mi favorita. Tengo los ojos pequeños, rasgados y algo hundidos debido al uso continuado de las gafas, por lo que estas sombras algo oscuras pero no demasiado me favorecen. Aportan un halo de misterio cautivador.

...Y en los ojos

Foto disparada a paso veloz, a las nueve menos diez de la mañana solo para mostraros lo bonita que queda la sombra, solo ella, aplicada con mano generosa en el párpado móvil y difuminada con los dedos por el pliegue y hasta el arco de la ceja. Basta una pasada de rímel para terminar de vestir los ojos.

Si encuentras en tu camino esta luminosa sombra no la dejes pasar.

12 comentarios:

  1. Es una preciosidad!

    ResponderEliminar
  2. Ya decia yo que sólo hubieras comprado el colorete cuándo querias también esa sombra de los desvelos...y tu pequeño milagro se hizo realidad y hay está.
    Es chulisima además tiene un tono especial.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego, es espectacular!!

    ResponderEliminar
  4. Tuviste mucha suerte y me alegro, es preciosa.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Mujer, no es por desilusionarte, pero lo que te hicieron de cambiarte el producto sin el tícket, en el mismo día entiendo...es lo normal. Creo que no hace falta ser una empleada virtuosa para realizar esa buena acción teniendo en cuenta que ellas se equivocaron. Pero no iba yo a eso...quería comentar que a mí las sombras con brillos me parece que cambian mogollón la expresión de la cara, en mi caso para peor. De hecho tengo (tenía) una parecidísima a la que muestras y la he tirado.

    ResponderEliminar
  6. Es que no era el mismo día, lo compré un viernes y me di cuenta el domingo, era lunes... Y no tenía ticket. En la mayoría de tiendas no consigues nada sin ticket. Y ya que dije que no eran simpáticas por no dejar hacer fotos (lo cual es política de empresa,), me parecía bien contar que se portan bien con los clientes.

    Qué distintas somos unas de otras, porque a mí las sombras que me van mal son las mates. Lo bueno de esta sombra es que brilla pero sin tropezones de glitter que se pueden caer en la ojera. Llevo años resistiéndome a la Galápagos de nars por esa razón.

    ResponderEliminar
  7. No es por desmerecer la labor de las empleadas de la tienda, pero yo trabajo en comercio y si me cambian algo, casi nunca pido tcket, porque ya pegamos al producto el código de barras. Pero como supongo que ellas allí cumplen órdenes, bravo por el detalle. Por otra parte, nada como la sombra azul que nos enseñaste en otro post, todas las demás a su lado se quedan en "ná"! Y ya he encontrado su versión low cost, un azul en cremita de Maybelline.
    Un saludo, María.

    ResponderEliminar
  8. La sombra es preciosa. Tiene un color y unos reflejos chulísimos. Qué más quisiera yo poder encontrar por mi camino una tienda Nars...En mi cuidad no hay y tengo que hacerme hora y media de coche para ir a la más cercana. Así que nada, a esperar que algún día la pongan para poder probarla y verla en directo!

    ResponderEliminar
  9. Es que cuando se quiere solucionar algo, se hace todo lo posible... me alegro que te la cambiaran :):)

    Yo ahora uso los grises de la paleta Bad Girl y ha cambiado mi percepción del gris de la paleta al usar la prebase de ojos de Too Faced. he estado usando un tiempo una de Mary Kay y ni punto de comparación, no me duraban nada las sombras :(:( y eso que tampoco es barata.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  10. Sí que fueron amables. Esa sombra recuerda a la Smoke and Diamonds de Mac que fue EL, ¿no?

    ResponderEliminar
  11. María, cierto que la sombra azul noche es arrolladora, pero no la voy a usar todos los días, y en cambio ésta, sí...

    El Coco, ¡justo es eso! Me encantaba esa sombra pero fue una de las pocas que acabé literalmente.

    ResponderEliminar
  12. Superinspiradora para hacer muchas cosas estas fiestas, no has podido elegir una mejor.

    Besotes

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.