Los Terminados de Adaldrida: especial En la bañera

4/21/2015
Tengo una tendencia natural a acumular botes y más botes en el baño, ya que me entusiasma probar distintas texturas y fragancias, pero también en este terreno he hecho propósitos de desbrozar, es decir, de no comprar un solo olor tentador más antes de agotar alguno de los antiguos. Y aunque parezca mentira, he dado fin a dos frascos que parecían interminables.
Como podréis ver, si para elegir perfumes me decanto por olores limpios y florales y no soporto las notas "gourmand", para la bañera elijo siempre acordes dulces... muuuy dulces.

Terminados Especial en la bañera


1. Gel de ducha de chocolate y glicerina- Instituto Español.
Esto es chocolate puro e hidratación pura. El bote me duró tres años y medio, ya que lo compré al estrenar mi piso, y me costó en torno a dos euros. Con él he pasado del odio al amor.

Al principio me empalagaba porque huele a natillas de chocolate tal cual, pero en estos meses de abstinencia más allá de los yogures vitalínea y las barritas Hero Diet, me ha hecho muy feliz.
Hay que conocer sus flacos y sus fuertes: para baño gozoso no sirve porque se diluye el olor, pero para duchas es excelente por su alto contenido en glicerina. También sirve para rellenar dispensadores de jabón de mano, aunque para este menester lo mezclo con el de piruleta de Deliplús o con el de naranja de Ziaja, tan sintético que no lo soporto solo.

 
2. Gel de ducha de vainilla francesa de Le petit marsellais.

Durante mucho tiempo ha sido mi gel de baño favorito por el maravilloso aroma que desprende en una bañera llena de agua caliente: huele a yogur Ram de vainilla de los que comía mi bisabuela y por eso huele a mi bisabuela y a mi niñez. Se complementa perfectamente con el anterior, porque para ducha o para lavar las manos es en cambio demasiado reconcentrado y puede empachar. Por ahora quiero conocer nuevos olores.
 

3. Gel de baño de pan de jengibre de Ziaja

No sé qué ha podido ocurrir, vale que el formato es pequeño, pero me he “bebido” este jabón de edición limitada en un mes: ha sido mi preferido para cuando llegaba del gimnasio y claro, era casi todos los días y en ración generosa. No me gustan las ansias del tipo “que dure para siempre, porque no lo voy a poder tener de nuevo”, así que he optado por disfrutarlo con intensidad durante un periodo corto de tiempo. La mejor manera de evitar la tentación, en estos casos, es caer en ella. No puedo repetir y además es un olor de invierno, pero si la reeditasen, lo haría.
 
4. Champú Mythic oil Soufflé d´Or de L´Oreal Professional

Ay pena, penita pena. Éste ha sido el mejor champú que he probado en mucho tiempo y lo he exprimido como a un limón. Me falta cortar el plástico con motosierra para aprovechar un culín que queda al fondo, porque no lo encuentro en Logroño. En mi próxima visita al Primor de Príncipe Pío en Madrid me haré con un cargamento. Deja el pelo suelto, brillante, limpísimo y sin electricidad. Repetiré ad infinitum.

 5. Bodymilk reafirmante Bodytonic de Garnier.

Desde que desaparecieron de la faz de las perfumerías mi adorada línea de merengue de limón de Sephora y mi añorada manteca de limón dulce de The Body Shop, me he hecho adicta a esta cremita líquida que huele a pastel de limón. Es fresco, vitamínico y dulce al mismo tiempo. Me encanta, y gracias a mareas he descubierto en iHerb una crema de manos que comparte este embriagador perfume, aún más dulce, con más base de galleta.
La textura es algo siliconada pero para las zonas de glúteos, muslos y cartucheras lo prefiero, porque resbala muy bien. Tiene cafeína y la verdad es que reafirmar, reafirma… si lo aplicas después de media hora de elíptica, jajajaj. Repetiré en un futuro, ahora quiero probar el aceite anticelulítico de Weleda.

¡Esto es todo, amigos!

 

11 comentarios:

  1. Tu baño debe ser un mar de aromas, mmmmm!!!! Parece más una pastelería que un baño!
    Qué rabia que te vayan quitando de las tiendas justo lo que más te gusta... Ays!
    Un besito, linda!

    ResponderEliminar
  2. Los geles de instituto español son estupendos en cuanto a hidratación.
    Las duchas las hacen muy apetecibles. Hay uno de cereza que lo mismo te encanta que te empacha.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. El aceite de Weleda no hace nada de nada y es un engorro. Si lo quieres probar, aprovecha un dos por uno que viene con un masajeador. A mí lo que mejor me funcionó para ese problema fue un producto de Roc que venía en unos botes metálicos (también en packsd e dos por uno). No recuerdo el nombre pero durante algún tiempo era algo que estaba hasta en la sopa.

    ResponderEliminar
  4. Yo no tengo muchas cosas porque muchos olores no me gustan!!! pero el gel de chocolate de Instituto Español, como buena "chocoadicta" es una delicia!!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  5. Tengo que probar ese gel, qué ganitas me ha dado tras leerte!!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  6. Como me apetece ese gel de choco. Muchas gracias por reseñarlo.

    ResponderEliminar
  7. tengo ganas de probar el bodytonic de garnier. Yo tambien cambio mucho de geles y mi perferido es el de almendras dulces de le petit marseillais. Besos

    ResponderEliminar
  8. En el Outlet de Corte Inglés venden productos de La maison espagnole. A pesar del nombre afrancesado es una marca española. Tienen una pequeña joya que es capaz de conquistar a las narices más exigentes: un gel de melón que, como tú dirías, huele a refrescantes tardes de piscina con los primos tras una comida familiar. Huele a melón de verdad. Tengo más productos de esta marca y son bastante buenos pero el gel de melón es de matrícula de honor.

    ResponderEliminar
  9. Pues ahora que sé que hay ese gel de vainilla va a ser el siguiente a ocupar el hueco del frasco de gel

    ResponderEliminar
  10. Me apunto el champú, que yo vivo en Madrid :)
    M.

    ResponderEliminar
  11. Oye, estupendo terminar tantos botes.
    Maquillalia ha repuesto el gel de Ziaja de Jengibre, si quieres algún bote date prisa¡¡¡
    Yo uso el gel hasta acabarlo, ahora estoy con uno que huele a fregasuelos de limón jajajajaja y mi próximo objetivo es el de galletas de Ziaja.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.