Nars Orgasm 2019 vs Nars Orgasm 2018 (vs Nars Orgasm clásico)

Al final caí con el colorete más emblemático de Nars en su nueva edición limitada, y me lo regalé en el primer día de mis vacaciones de verano a modo, todo hay que decirlo, de premio por todo lo trabajado durante este curso, que fue mucho, intenso y emocionante.


Me sobran los motivos para hacerme con él, decir Nars es ya pronunciar la palabra mágica..., pero existía una razón poderosa, un motivo para gobernarlos a todos que venció el clásico razonamiento de "tienes el original en una paleta y la versión del año pasado": su mágico y novedoso envase.


Ya no es que la caja que lo envuelve se presente en un adorable color oro rosa: es que la propia polvera ha adoptado esta tonalidad, abandonando la sempiterna y manchadiza goma negra mate.
Por favor, señores de Nars: quiero el rubor Luster y el Taj Mahal (mis otros dos favoritos de la marca), en este atractivo y limpio empaque... que, por cierto, casa a la perfección con mi neceser de Havaianas. Todo encaja.


Preferencias estéticas aparte, mi intención es redactar un post científico en el que comparar los dos rubores, el de la colección de 2018 y éste, y aún ambos coloretes con el clásico Orgasm.
Estas polveras de colección son mucho más grandes que las originales, aunque también se incrementa el precio: son cuarenta euros los que me han tenido un par de meses en vilo, pero ahora puedo decir que no me arrepiento ni un céntimo.


Recordemos que el Orgasm nació como una idea genial de François Nars que quería recrear el "efecto del amor" carnal en las damas, y que según la definición clásica es un rubor rosa amelocotonado con chispa dorada.
Para mi gusto, la versión del año pasado (número dos en la imagen) es un pelín apagada y más rosa que la original (número tres).

2019

En cambio, la de este verano reconquista la luz e incluso inclina la balanza del lado melocotón, logrando un halo aún más radiante y soleado, y con menos tropezones de glitter, lo que algunas agradecerán:


El evangelio de ayer hablaba de no acumular riquezas, y me sentí algo interpelada (ando en modo Ratolina, ya sabéis: "las gallinas que entran por las que salen"). No me voy a deshacer de la paleta porque incluye un iluminador inédito en mi tocador y los polvos de sol Laguna que son un básico, pero la maxi polvera de 2018 ha ido a parar al parco neceser de mi madre:


que ayer estrenó su nuevo rubor, feliz de la vida, a juego con el mío como se puede ver en este selfie rural. Ambas estamos iluminadas por el señor Nars, por las vacaciones ¡y por mucho, mucho amor!

10 comentarios:

  1. Es un tono perfecto...y con ese envase ya....amor del bueno. A disfrutarlo! saludos!

    ResponderEliminar
  2. Solamente tengo uno que está junto con los Laguna y, aunque se diferencien en muy poquito todas sus versiones, no compraré otro hasta que lo termine, porque es cierto que es uno de mis coloretes fetiche.

    Besos y disfruta de él y de ese nuevo packaging que es precioso

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la comparación, creo que me voy a animar con este último
    M.

    ResponderEliminar
  4. A mí el Orgasm me ha gustado siempre pero era pelín más rosa de lo que me hubiera gustado (de hecho lo solía utilizar como mi rubor rosa). Por eso me encanta esta vuelta de tuerca, algo más melocotón 🍑.
    Gracias por leer y comentar.

    ResponderEliminar
  5. Es muy bonito, a mi me gusta mucho cómo te queda. En mi piel, tendría que verlo porque ya sabes que es oscurilla, pero nunca digo no :)
    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Pues yo no soy capaz de diferenciarlos, pero disfrútalos.
    Desde luego el envase es más bonito :):)
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Muy bonito el de este verano!!y muy bonitas tb madre e hija!! Saludos

    ResponderEliminar
  8. Qué guapas y felices se os ve

    ResponderEliminar
  9. Eso podéis jurarlo: vacaciones con mis padres, tíos y primos es el paraíso.
    Respecto a la diferencia entre los colorete es cuestión de matices sutiles. Y sí, siempre se ha dicho que el Orgasm es para pieles claras, aunque Saramup (os recomiendo vivamente su cuenta de IG, demuestra empíricamente lo contrario 🤣

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.