Bésame mucho: Soloist & Front Runner, nuevos tonos de Matte Ink Maybelline

9/13/2019
Lo reconozco, esta compra ha sido más bien cosa de niña cabezota (y caprichosa) que sí o sí "tenía que probar" los nuevos tonos de Matte Ink, aunque supiera a ciencia cierta que ese labial de Maybelline no le gusta...

Matte Ink Soliist de maybelline, la tentación

Pero es que fue ver en el canal de ByLauMK y en el Instagram de Dirty Closet los nuevos tonos de la colección veraniega Matte Ink Pink y saber que el color Soloist debía ser mío. Ahora que caminamos hacia el otoño y que la fiebre del "mauve", medio color labio medio malva o baya arrasa en mí, este nuevo tono triunfa.


Maybelline ha lanzado cuatro nuevos tonos de su ya clásico y superventas labial líquido mate, que Rebe y yo pensamos que es puro pegamento... No es que selle el color en los labios, ¡es que sella los labios entre sí, provocando en ellos un desierto!


Acudí a la perfumería Arenal de Vitoria tan solo por ver el Soloist con mis propios ojos, y me lo llevé acompañado del otro nuevo color que me gustaba, el Front Runner, un rojo frambuesa absolutamente maravilloso, para probar la novedad comme il fault.
Tras más de dos semanas de uso he sacado ya mis propias conclusiones:


1.- Del labial lo único que realmente me gusta es su aplicador, en forma de flecha que facilita muchísimo su aplicación.
2.- Eso sí, es el único atisbo de comodidad que le he encontrado: no, los matte Ink no son cómodos, se pegan en el labio como bien demostró Rebe en sus historias, son secos y acartonan.
3.- El Front Runner está ya en otras manos que no son las mías, en otro neceser.


yyy... ¿mi gran amor, el tono Soloist? Ése sigue en mi poder..., pero con condiciones. Y es que como el color es tan fijo e inmutable (es la gran baza del producto), tras aplicar una capa y dejarla secar un mínimo lapso de tiempo me atiborro a bálsamo labial. La maticidad sufre un poco, pero la tonalidad, que es lo que a mí me arrebata, resiste ahora y siempre al invasor.

10 comentarios:

  1. Los colores son muy bonitos pero no me gasto un duro en esos labiales ni harta de vino, ja ja ja, menos mal que probé uno de mi hermana antes de aventurarme a comprar alguno atraída por su bonito colorido, que indudablemente lo tiene, pero el labial en sí, para mí es una castaña pilonga... ja ja ja


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ejem ejem, querida Ginger: es justamente lo que yo digo en la reseña 🤣.
      El tono Soloist me emociona, pero la fórmula es una castaña y para usar el labial debo cubrirlo con cacao...

      Eliminar
  2. Pero bonito es, eh!!!
    M.

    ResponderEliminar
  3. Una pena que no sean cómodos de llevar, aunque los colores son ideales!! El tono soloist me ha encandilado (te sienta de ensueño). Me quedo con los consejos que das para una mejor aplicación del labial.Besosss!!

    ResponderEliminar
  4. Pues a mí sí que me gustan estos labiales, de hecho tengo unos 6 o 7 tonos, en mi caso me gustan por su durabilidad y aunque al principio los labios sí se pegan con un poco de bálsamo labial eso desaparece, por eso son de mis favoritos mate, aunque sin duda me quedo con Colourpop porque me aguantan todo el santo día. Besos :-)

    ResponderEliminar
  5. No me he lanzado a por ellos porque una persona de mucha confianza (no blogger, de mi entorno) dice también lo del desierto.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  6. Justo el que me gusta es el tono frambuesa. A mí no se me hacen incómodos, pero tardan en secar, eso sí, y como te pases con la cantidad de producto, ni te cuento. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja sabes que cuando hice esta fotografía pensé: este tono seguro que le gusta a Miss Potingues...
      Yo me quedo con Stiletto de los de Revolution.

      Eliminar
  7. Está claro, a más duración, más sequedad. Ojalá repitiesen el tono en un formato más hidratante.

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Llego tarde a comentar, pero bueno...a mí no me gustan nada. Son pegajosos, resecan muchísimo (incluso han llegado a dañarme el labio)...y lo mejor, que parece que sólo me pasa a mí...no me duran ni de lejos lo que deberían. Para mí son un fail total, y lo triste es que tengo varios. De vez en cuando me aventuro a usarlos, porque ya los tengo, pero mentalizada de que son duros de llevar.
    Me encanta la primera foto, y qué bonito se te ve el pelo.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.