Por menos de seis euros: colonia Maderas de oriente en perfumerías Primor

3/11/2015
En los últimos tiempos he adquirido nada menos que tres perfumes a precio más que asequible: dos en la perfumería Primor y uno en la perfumería de Mercadona. Puede que nunca lleguen a ser el Perfume de mi vida..., pero sí el olor que abrigue mis lunes de enero o que refresque mis sábados de julio, y eso ya es una parte muy valiosa de mi vida.
Comienzo este periplo hablando de una fragancia con historia, intensamente española, coqueta y muy retro: un aroma de invierno para recordar.

Maderas de oriente: 5,95 en Primor

¿Quién no ha tenido quince años y trescientas pesetas en el bolsillo? Ése era más o menos el precio de una de esas polveras verdes de maquillaje Maderas de Myrurgia que me encandiló por vez primera con la adolescencia recién estrenada.
Un envase de plástico y embrujo y un nombre poético, ("Arabesco" y "Jerez" fueron algunos de los tonos que solía utilizar yo), prometían un tacto aterciopelado, un acabado sedoso, unos ingredientes de la piel de Barrabás que entonces nada nos importaban, y un olor maravilloso que me recordaba a mi abuela Cecilia y al verano en Maestu, a la ropa blanca tendida al sol, los polvos de talco... Era abrir la polvera y aspirar un aroma de felicidad tranquila.

En algún momento supe que ese olor poseía su propio perfume, nacido en 1917, pero por mucho que buscaba nunca lo encontré. Hasta ese sábado en el Primor del Centro Comercial Príncipe Pío de Madrid, cuando un frasco elegante, comercializado ahora por Nelia Cosméticos, me guiñó el ojo desde su cartel de "últimas rebajas": menos de seis euros me pedían por un pedazo vivo de mi última niñez.
Más que una colonia para mí es todo un perfume, un abrigo para mi piel en los días de viento y lluvia que ahora terminan. Como quien compra una prenda fuera de temporada y la guarda en el armario con ilusión, así me hice yo con este frasco. Acabo de leer su pirámide olfativa en Fragántica: de todas esas notas que se declaran yo distingo la rosa de Damasco, el iris y el almizcle, que son los acordes que le dan ese aire empolvado y radiante a la vez,  de tocador de dama antigua. 

12 comentarios:

  1. Qué descripción tan preciosa nos has hecho, y qué ganas de probarlo!
    BESOS!

    ResponderEliminar
  2. Le echaré un vistazo =)

    Te sigo por gfc. Te apetece seguirme también y así seguir en contacto?

    http://mypetitecorner.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Para mi olfato es demasiado potente pero a mi sra. madre le encanta este perfume desde hace años y lo asocio mucho a ella.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es poderosa, por eso digo que es para invierno...

      Eliminar
  4. Myrurgia, vaya recuerdos. Yo usaba el maquillaje en el tono Cordobán.

    ResponderEliminar
  5. ¿Existe un perfume Maderas?Lo necesito!!! Me encanta ese olor, y no conocía de la existencia de esa magnífica joya perfumística.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué ilusión descubrirte algo desconocido para ti! Ya sabes, Primor.

      Eliminar
  6. Pues no lo conozco!!! como he puesto en muchas ocasiones soy muy rara para los olores y me suelen gustar muy pocos, en fin una quiebra para la industria del perfume!!! ja ja ja, los polvos maderas tampoco los he probado, aunque empecé a maquillarme desde muy jovencita, era solo ojos, máscara y poco más, curiosamente me gustaba mi piel tal cual era, no había marcas, no había granos y estaban mis pequitas que siempre me gustaron y empecé a utilizar base de maquillaje pasados los 30 y los polvos aunque siempre tengo no son un producto indispensable para mí y por supuesto en mi adolescencia ni se me ocurrió probarlos!!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  7. ¡Que recuerdos! Realmente creo que casi todas hemos tenido una polvera de maderas de Oriente en nuestra adolescencia cuando coqueteábamos con el maquillaje, yo aún lo recuerdo. Actualmente tengo una polvera guardada que, aunque no utilice, olisqueo de vez en cuando porque tiene un olor tan embriagador y que evoca tantos recuerdos que me encanta.
    Me ha gustado mucho la entrada.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Qué olor tan poético. Me pasaré por el Primor cuando baje a Madrid para verlo.
    M.

    ResponderEliminar
  9. ¡Que nostalgia! (y recuerdos a la vez...)Yo también usé en mi adolescencia la polvera de Maderas y el tono Trigueño. Me encantaba, y ese olor tan de entonces...Me encantaría un post con productos y perfumes de antaño. Recordáis la colonia Estivalia??

    ResponderEliminar
  10. He comprado estas nuevas "Maderas de Oriente" con toda la ilusión del mundo, ya que es un olor de mi niñez y guardo un frasco vacio que conserva el olor de entonces y tengo que decirte que este nuevo ha sido una desilusión porque no tiene nada que ver con el antiguo.Un fraude más...

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.