Bricolaje cosmético: exfoliante anticelulitico de café "By Adaldrida"

5/09/2015
Dedico este post a La Tía Maruja, porque es una constante fuente de inspiración. Gracias a su canal de YouTube, "Chulada cosmética", esta hobbit pija se ha lanzado alegremente al fabuloso mundo de la alquimia casera, y ahora da otro salto con doble tirabuzón y ¡alehop!, fabrica su primer exfoliante casero, que no será el último.

Mi anticelulitico en mi tocador  :)

El principio activo que suelen incorporar los productos contra la temida piel de naranja es la cafeína, y por lo visto hay una marca australiana llamada Frank que se está poniendo las botas vendiendo por casi trece euros un preparado anticelulitico consistente en café molido, azúcar moreno, sal y un aceite vehicular. Como bien dice LTM, eso lo podemos hacer en casa, y yo hoy lo he hecho y lo he probado.

Ingredientes 

INGREDIENTES:

- 3 cucharadas soperas de café soluble
- 3 cucharadas soperas de azúcar moreno
- 1 cucharada sopera de sal
- 75 ml de aceite de oliva virgen
- 1 ampollita de vitamina E

Y 10 gotas de aceite esencial de árbol de té, aunque me hubiera gustado hacerlo con aceite de enebro o ciprés que son más anticeluliticos, pero la gracia está en aprovechar lo que tenemos.

Ingredientes secos ya mezclados 

Mezclé primero el café, el azúcar y la sal. Las proporciones están alteradas, ya que según el modelo de LTM eran dos cucharadas de cada cosa creo, pero a mí la sal no me va mucho por lo que puse sólo una.

Añadiendo el aceite 

Luego enriquecí el aceite de oliva virgen con la ampollita de vitamina E Auxina, y con las gotas de árbol de té. Vertí este mejunje sobre los ingredientes secos y con una cuchara removí hasta obtener una textura de "crumble".
La preparación final  huele intensamente a café y aceite de oliva con un ligero matiz mentolado. No es un aroma desagradable, más bien curioso. Nada más terminarlo, me metí en la  ducha con el cuenco, tomé un puñadito, froté contra mis  cartucheras y aluciné.

Resultado final- foto sin filtro
(Las fotos anteriores tienen filtro Vintage de Samsung)

Quiero advertir aquí que los tratamientos por vía tópica para combatir la celulitis no funcionan sino como complemento de una dieta equilibrada y deporte constante. Yo esta mañana lo que he notado es una hidratación sin precedentes y una activación reafirmante que podía cortarse con cuchillo.
Y también, por qué no decirlo, me he sentido un poco palurda al recordar cómo he reverenciado exfoliantes de firmas como Rituals o Delarom pensando "oh, está hecho de sales suspendidas en aceite..." Sales y aceites que tenemos en casa, y podemos tener un magnífico producto por muy poco dinero y con cien por cien creatividad.

Ignoro cuánto tiempo me aguantará: al  carecer de agua su fórmula, no debería dar problemas. Irónicamente lo he guardado en un tarro de Nutella que tenía guardado de mi vida anterior.

15 comentarios:

  1. Que interesante! Tienes toda la razón! Lo podemos hacer en casa sin problema! Yo sin duda lo haré! Ya te contaré
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo lo hago con cafe molido, a veces de la cafetera, despues de hacerlo, a veces directamente del paquete, con azucar, sal y aceites.
    Lo ideal seria poner el aceite con cafe a fuego lento 20 min e infusionarlo para que el cafe suelte sus propiedades y se quedes en el aceite.
    Unas semanas tiene que aguantar, y si que es buenissimo, hasta las estrias se difuminan poco a poco.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me imaginaba que con Nescafe no iba a ser lo mismo, pero es que yo no tengo café "de verdad" en casa porque no tomo...
      Millones de gracias por los consejos, si un día por lo que sea consigo un buen café, lo intentaré.
      por lo pronto ya estoy ideando un exfoliante corporal con Cacao Valor. A no ser algo muy espespecial, creo que no volveré a comprar exfoliantes en las perfumerías.

      Eliminar
  3. Son las 7:30 y me estoy desayunando los ingredientes de tu exfoliante (hasta las mismas marcas): Leche con nescafé, mollete con aceite Hojiblanca y sal. Ahora haré algo de ejercicio que me remuerde la conciencia (o las cartucheras). Tu exfoliante está genial pero como desayuno son "caprice des dieux"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja ja, Anónimo,:has tenido mucho ángel.

      Eliminar
  4. Aunque no tomes, es un producto muy económico y la diferencia es enorme. La sal, quizá mejor gorda puesto que exfolia mejor.
    Con café se hace también una mascarilla facial descongestionante fenomenal, ideal para combatir ese aspecto abotargado que a veces da el cansancio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También pensé lo de la sal gorda, pero me pasaba lo mismo, no tenía. La cara abotargada gracias a Dios no suele ser mi problema, y sí lo es la propensión a las rojeces, por lo que no me planteo usar café en la cara, pero muchísimas gracias.

      Eliminar
  5. Quizá algún día me anime a hacerme este exfoliante, pero, de momento, sigo disfrutando de los aromas y sensaciones de los de Rituals. Una cosa no quita la otra.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bea, de Rituals me tienta el de cenizas volcánicas, eso no lo tengo en la despensa :)

      Eliminar
  6. Mi recomendación es combinar cualquier cosa que se quiera en las piernas con agua helada, guante de crin e hidratante, además de una atenta pedicura (casera o profesional).

    Además de los efectos cosméticos en sí, estos mecanismos te llevarán a reconocer y conciliarte con cada parte de tu cuerpo, reconociendo sus más y sus menos.

    En definitiva, adelgazar, créeme, es un proceso de sinceridad y contención: de paz! más que otras cosas teóricamente más elevadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso último que dices es cierto como la luz: yo lo estoy viviendo.

      Eliminar
  7. Mis cartucheras necesitan este invento, así que os lo copiaré a ambas.

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Pues creo que lo voy a realizar cuándo mi madre vacié la cafetera jajajaja.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Cuánto me alegro de que te haya ido bien! Ver para creer! A veces una tiene la sensación de que sólo lo comprado es lo bueno y no: esto es como la bollería industrial vs. las rosquillas caseras. Mejores, más ricas y más barato :D
    Subiré más recetas fáciles! Un beso, mi reina!

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.