Lip Cream Stain de Sephora: sucumbiendo ante el labial mate

5/10/2017
Recuerdo como si fuera ayer el primer día que probé en mis labios un lip stain de Sephora, sí, el número tres, ese rojo fresa que en un fugaz vídeo de mi perfil de Instagram comparé con el famosísimo Dragon girl de Nars para descubrir que, sólo por esta vez, me gustaba más la versión barata.
Fue hace más de un año, cuando la moda de los labios mates estaba en todo su apogeo y  esplendor: doce meses de amor platónico y dudas os contemplan...


Luego Sephora lanzó al mercado nuevos tonos,  atrevidos, apetecibles, tentadores. Entre  ellos, el más tentador y a la vez más extraño era este color entre lavanda y unicornio, "White iris", que Tomás de Nails Factory (y ahora también de Sephora) me sugería encarecidamente. Y fue por este deseo de algo raro pero primaveral que llegaron a mi vida, hace algo más de una semana, los deseados lip cream stain de la marca.

Una primera anotación debo hacer: no utilices estos labiales tan mates, tan precisos o tan necesitados de precisión, sin un perfilador "ad hoc". Si vuelves la vista al anterior post verás un "selfie" en el que aparezco con el colorete The honey queen y labios rojos, imagen que (ya siento la inmodestia) desprende un fulgor muy especial..., pero mi lamentable pulso a la hora de delinear mis labios estropea el conjunto 😭. 
Y ¿cuál es la solución para una hobbit pija que no duda en adquirir un nuevo colorete o barra de labios pero en cambio le duele comprar miles de delineadores, uno para cada color? Pues un perfilador transparente (o universal) como este de Sephora: cumple su cometido con total discreción.


Me llevé, por supuesto, el ansiado número tres beso de fresa: un rojo poderoso pero dulce, un rojo afrutado, un rojo terciopelo como nunca tuve otro igual. Hay que destruir un mito, sin embargo: estos labiales no son intransferibles, es más, transfieren muchísimo, manchan la piel, el vaso, el cigarro de quien fume (gracias a Dios no es mi caso), y por supuesto la ropa: esa magnífica chaqueta color beige dorado que veis en la primera imagen fue víctima de su rojísimo ataque. La novedad radica en mi opinión en que del labio no parece desaparecer nunca el color por mucho que se pose también en otras superficies. Y en ese acabado rojo terciopelo, de película, de diva del cine clásico de los años cuarenta.


La duración es excepcional: a mi me aguantó una jornada entera, es verdad que sin comer, pero me pareció increíble ver el aspecto de mis labios tan impecable durante tanto tiempo, algo inédito en mi vida hasta entonces. Pero lo mejor de todo es la comodidad. EL CONFORT. Así, en mayúsculas. El término "cream" de su nombre está merecidísimo. Desmaquillarme los labios por la noche y vérmelos bien, sin sufrir: un espejismo.

Y, si al principio me arrepentí un poco de haber hecho caso a Tomás y haberme llevado un tono tan diferente, tan extraño, tan poco favorecedor pensaba, ahora me alegro: creo que la diferencia es buena y que como tantas veces han repetido colosos como Baltasar G.Pinel y el mismo François Nars, el maquillaje es diversión, transgresión creadora..., "una grieta hacia el alma ".

20 comentarios:

  1. Razón tienes: el rojo recuerda a actriz de los años 40, adoro el cine y la estética de las actrices de esa época. Me ha sorprendido saber que estos labiales transfieren, vaya fallo. Al menos duran en condiciones, por lo que dices. El lavanda me encanta, me parece similar al Rave de Lime Crime (que no poseo, pero tengo el fake que erróneamente llamaron polly, pero copia al Rave, me parece) y el Koala de Colourpop diría que también recrea este color, que es primavera en estado puro. Geniales ambos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Ya ves que hay a quien no le transfieren, a mí sí aunque quizá es sólo al principio cuando está fresco.
      El koala de Colourpop... voy a investigar 😂

      Eliminar
  2. Ambos son preciosos, cada uno en su estilo. El rojo por clásico y el malva porque con tu pelo, queda de maravilla.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo en todo menos en que transfieren! Tengo el rojo número 1 y un malva (que no recuerdo el número) y son los labiales que menos transfieren del mundo mundial! Ni comiendo ni bebiendo ni besando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que entonces lo que ocurre es que tardan en secar y mientras están frescos, transfieren. Gracias por leer y comentar.

      Eliminar
  4. Son preciosos esos tonos Rocío. La única pega es su transferencia, a mi no en exceso, pero sí, yo ya me he juntado con once tonos, son mis preferidos porque no me destrozan el labio en absoluto. Te recomiendo el 01, rojo - actriz, como bien dijiste, el tono 17 un rojito tierra genial para el día a día, el 19 un morado vibrante (tipo Heroine de Mac) el 13 te enamorará, un tono rosa quemado y, como peculiar, el tono 21, pretty beige, un tono diferente y para mi especial, marrón - grisáceo - topo... Gracias por el post, bella. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El uno me lo habéis recomendado mucho pero yo lo veo un rojo muy plano. El pretty beige me chifla y estuve a punto de llevarlo en lugar del White iris. El 13 tiene gran pinta. El que no veo (y quiero) es el 9 Watermelon sicle...

      Eliminar
  5. Son muy comodos estos labiales, mi favorito de momento es el 6, pero aun tengo que hacerme con alguno de los nuevos!
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Hola Rocío!! Sigue en pie ese post sobre perfumes?? Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hoy mismo, esta tarde: ya tengo fibra en casa y voy a poder subir el vídeo, y publicar el post 😘.

      Eliminar
  7. te puedes creer que aun no me he hecho con ninguno y eso que los tengo en mente desde hace ya un montón de tiempo. El 3 es uno obligado y ese moradito también me ha gustado un montón

    ResponderEliminar
  8. Habrá que probar la nueva fórmula. Me gusta más el rojo, de lejos,pero el lavanda tiene un punto irreverente que me cae simpático. El maquilaje es diversión, expresión, y arte.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Precioso el rojo Rocío, a mi también me gustan mucho los rojos afresados, creo que me sientan mejor que otros rojos...tengo muchos rojos, pero me ha dado curiosidad, igual me paso a catarlo ;)

    Por cierto, el Watermelon Slice que comentas que quieres, en la web de Sephora pone que es exclusivo online, igual por eso no lo has visto aún...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Millones de gracias, estaré atenta a la web.

      Eliminar
  10. Hola, guapa. Ese rojo, ¿no se parece mucho al de Nyx que compramos? Claro, con texturas opuestas. Ese tono te sienta de fábula. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lucía ahora que lo dices es verdad, por eso sienta tan bien 😂 Menos mal que es mate

      Eliminar
  11. QUIERO. ESE. ROJO. Qué nombre tiene? Es fantastic y te queda de fábula.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Strawberry kissed, niña 😘. Es amor.

      Eliminar
  12. Pues oye ese malva no te queda mal, es diferente y hay que darle algo de chispa a la cosa de vez en cuándo.
    No he probado ningún labial de estos y descarto porque Sephora testa en animales.
    El lapiz transparente sirve también para borrar si te sales una vez aplicado el labial.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.