Belleza 2018: The Body Shop, contorno de ojos Aldi... y bruma Acai Berry de Ziaja

2/23/2018
2018 entró en mi vida surcando mi rostro de rojeces. Islitas de granitos de irritación inundaban mis mejillas. ¿La calefacción, el estrés, la faringitis tuvieron la culpa? Pues sí... y no. El desencadenante fue el nefasto bálsamo Calmante Botánico de Garnier, que de ninguno de estos dos adjetivos posee ni un átomo.


Si queréis una reseña destructiva, de ésas en las que rayos de azufre emergen del ordenador, no tenéis más que pedirla. Ahora centrémonos en el bien. La paz. Los fondos de fotografías que imitan mármol blanco....
...Y mi nueva rutina de belleza, que congrega tres viejos (y buenos) conocidos, un contorno de ojos low cost y un tónico en bruma low cost también que me ha maravillado.
En primer lugar, dos gotas de aceite esencial de árbol de té puro, marca Marnys, que purifican y desinflaman mi pielroja. Y huelen a desinfectador de baño público, aroma que horroriza a mi familia y a mí me fascina, ¿soy rara quizás?


En segundo lugar, dos viejos conocidos que arreglaron el mapamundi que tenía yo por cara: el desmaquillante bifásico y waterproof de camomila, y la crema hidratante de día de aloe vera, ambos de The Body Shop.
El limpiador es ligero pero contundente, de fórmula bucólica y eficacia probada. No deja películas en la piel por lo que lo prefiero a la manteca limpiadora de la misma línea, aunque éstaa puede actuar como un dos en uno en momentos de pereza brutal porque hidrata muchísimo.
La crema tiene alguna concesión a la silicona (cosa que la gama de limpieza de camomila no), pero muy al final de la lista de ingredientes y protegida por montones de  aloe vera, manteca de karité, glicerina, vitamina E..., en el principio de la fórmula.


La crema posee, además, una textura propia de colchón de visco látex Lo Mónaco: metes el dedo, y al aplicar en el rostro ya ha vuelto a su ser. Es como un parche de hidratación y calma que te hace feliz. Y el agua de camomila retira el maquillaje sin dolor y deja un frescor tranquilo.
Quiero tenerlos en mi casa por litros y toneladas. Quiero envejecer con ellos en mi tocador. Porque son la calma segura, el regreso a casa. En un mundo en constante cambio, con peligros de debacles a la vuelta de la esquina..., saber que siempre puedes comprar estos dos salvavidas para la piel en The Body Shop reconforta el ánimo.


Y llegamos a los dos productos nuevos de mi ritual: por un lado, el contorno de ojos de camomila de Aldi, que cuesta ¡tres euros, tres!, posee certificados de calidad biológica y deja la zona hidratada, tensa y luminosa, es como un pequeño milagro cotidiano que sólo exige un poco de constancia...
Y la bruma tónico de Acai berry de Ziaja, que cuesta 3,99 euros y que se ha convertido en un "no puedo vivir sin ti".  Huele maravillosamente a arándanos azules y sólo posee fragancia al final de la lista, no hay ni un ingrediente malo antes de este tímido perfume y sí vitamina C, glicerina, pantenol, calcio y extracto de bayas. No alcohol. No siliconas. El paraíso huele azul.


Quiero hacerme con toda la línea, por fin me veo capaz de hacer una rutina facial (y corporal) sólo con esta marca.
La prueba final: este retrato #nofilter con pelos de loca y "sin pintar". Sin gota de maquillaje y al final de un partido de balonmano del CB Ciudad de Logroño en el que grité como una posesa. En la imagen, emocionada junto a Ángel Fernández, uno de mis jugadores más idolatrados. Y cuando me pasaron la foto y yo pensaba "verás qué cara tendré...", me encuentro una piel de lo más decente. Gracias a mis cinco imprescindibles de la cosmética, mi ritual de belleza cotidiana.

13 comentarios:

  1. Ooooh si, compra toda la línea y nos haces review.

    ResponderEliminar
  2. Los contornos de Aldi son excelentes. Ese no sé sii lo probé o no, pero me lo apunto.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está a puntito de acabar y me va a dar mucha pena, voy a probar con uno de Lidl para hacer duelos en la cumbre , pero tarde o temprano volveré a este contorno de ojos, me ha encantado.

      Eliminar
    2. Yo estoy ahora con uno de Lidl, y no sé qué decirte, creo que me gustan más los de Aldi.
      Besos!

      Eliminar
  3. Colchón viscolátex lo Mónaco, eres tremenda ��������
    M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja es que me sentía un poco gamberra al escribir este post, a veces me pasa

      Eliminar
  4. Hola guapa, he leido ahora en post tuyo en el q dices q los aceites d aguacate jojoba te sentaban fatal a tu piel. Por que? Llevo apenas dos dias usando jojiba pq he leido autentivas8 maravillas de el y ya al leer lo tuyo estoy un poco preocupada p si me va mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son aceites muy buenos y yo no lo dudo, pero te recuerdo que mi piel es muy sensible y no todo le sienta bien. Los aceites de coco o de aguacate son demasiado grasos para mí, y el de jojoba, ay... Fue una decepción: soy alérgica a él, me hace reacción. Cada piel es un mundo pero cuidado si tienes cutis sensible, he oído a más bloggers decirlo. Sí tu piel es mixta, adelante.

      Eliminar
  5. A mi Garnier en faciales suele irme mal, no sé por qué. El aroma del aceite de árbol té también me gusta a mi cómo huele. Para mi, es a tierra y a hierba.
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  6. Eres una caja de sorpresas: nunca pude imaginar que te gustara el balonmano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que mi primo juega en el Logroñés...

      Eliminar
  7. Buff, siento lo de tu cara, yo ando un poco igual, pero sé que es por el estrés y porque pico lo que no debo y la piel de la cara es una chivata... y claro, pasa factura.

    El aceite de árbol de té huele un poco a muerte, pero como hace tanto bien a la piel, te pasa como a mi, que se lo perdonas y lo relacionas con algo positivo, pero tenemos claro que no es un olor comparable al chanel XD.

    Ese tónico es un pequeño milagrito. Si bien sí he visto siliconas en el resto de la gama, merece mucho la pena, yo lo uso por las mañanas, espabila cosa fina la piel.

    Besotes

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.