El caprichazo: My Rouge G de Guerlain

4/09/2018
Guerlain nos tiene acostumbradas a envoltorios esculturales y a interiores de lujo cremoso en sus barras de labios, y Rouge G es el máximo exponente de toda esa lujuria cosmética que desprende la marca. ¿Quién de nosotras no ha deseado nunca un Rouge G, con su doble espejo y su formulación de primerísima calidad?


Yo, la primera. Confieso que desde su lanzamiento al mercado del maquillaje he soñado mil veces con este maravilloso labial de doble espejo.
Entre sus ingredientes cuenta con ácido hialurónico, cera de jojoba y manteca de mango, y con polímeros vegetales y micro cristales de plata para reflejar la luz de los labios..., pero el precio excesivo me detenía: incluso utilizando un bono del diez por ciento de descuento, su compra al fin arrebató treinta y ocho euros a mi bolsillo.

Otra razón por la que no terminaba de sucumbir era que su envase tan cromado me atemorizaba: temía rayarlo. Por eso, cuando justo el día de mi negociación por el piso entré en Sephora y vi el mueble expositor del nuevo lanzamiento de este producto de lujo reinventado, me decidí.
Puedes elegir entre infinidad de carcasas para vestir tu labial. "Es como jugar de nuevo con Barbie que se va de fiesta", pensé al ver las distintas opciones. Las hay metalizadas en oro rosa o amarillo, las hay rockeras en negro y lady como forradas de tul y encaje, las hay muy pop en un rosa fucsia y luego está la carcasa que yo elegí:


K Doll, un exquisito rosa claro nacarado, naïf y seductor al mismo tiempo, y mucho más sufrido que la mayoría de carcasas restantes. Adoro su brillo dulce, entre batido de fresa de mi infancia y estética japonesa de ultra moda. 
Respecto al color, me decidí tras alguna vacilación por el número seis. Había un rojo frambuesa sublime que me guiñaba el ojo, pero esta opulencia supongo que voy a permitírmela una vez en la vida, y para un labial joya que sacar del bolso con coquetería burguesa prefiero un color que pueda utilizar a diario.

El número seis es un tono labio, un color rojizo alegre y radiante, con matices rosados y marrones, algo bronce, color labio ruborizado en verano. Se parece al Dolce vita de Nars que tuve y fue durante años uno de mis labiales favoritos en mi  neceser, pero un poco más teja.

La dulzura y suavidad de la boca vestida con esta barra no puede compararse a casi nada. Es seda y crema a la vez. Hoy salí de casa sin un triste bálsamo en el bolso y mis labios han estado a punto, hidratados, cómodos... tras dos horas de clase en las que han hablado sin parar. Un labial de dama, de hobbit pija... ¡y de profesora!

17 comentarios:

  1. Quiero decir dos cosas más:

    1) el post no es colaboración, y cuando me envían cosas lo digo y diré. Me parece fantástico que Youtubers y bloggers cobren por sus publicaciones cuando éste es su trabajo, en mi caso es un hobbie y lo suelo pagar yo.

    2) Me hicieron un diez por ciento con la tarjeta de Sephora y me regalaron un precioso neceser de Guerlain..., que mostraré en otro post.

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes que soy muy partidaria de darnos un caprichazo de vez en cuando y has hecho muy bien eligiendo este labial porque te sienta de maravilla.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  3. En las fotos parece el labial más oscuro de lo que luego te queda... pero es muy bonito..disfrútalo¡¡¡

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la primera fotografía salió con poca luz por lo que el tono se ve más oscuro, casi granate, pero me gustó mucho estéticamente la imagen. Por lo que incluí también la segunda donde el color es más fiel, aunque donde es fiel del todo es justamente en la fotografía de mis labios.

      Eliminar
  4. Es un buen autoregalo, sin duda.
    Que lo disfrutes!

    ResponderEliminar
  5. No parece el mismo color en las fotos de la barra que en las del labio, que es realmente donde se ve el color más bonito. Un capricho muy chulo. Nos merecemos estas cosas de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  6. No parece el mismo color en las fotos de la barra que en las del labio, que es realmente donde se ve el color más bonito. Un capricho muy chulo. Nos merecemos estas cosas de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  7. Es verdad, pensaba que iba a ser un color más oscuro, pero es mucho más luminoso y más transparente de lo que creía. Se ve confortable sin duda. Sí es cierto que da penita por si se raya, pero chica, sin sangre no hay gloria. Es muy bonito y es para lucirlo sin duda.

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Los tonos teja son mis favoritos. Sin duda una preciosa manera de hacerte un homenaje.A mi los labiales me traen recuerdos de los momentos en que los compré, así que éste te traerá un precioso recuerdo. ¡A disfrutarlo!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí eso que dices me ocurre con los labiales y con los anillos 😘

      Eliminar
  9. Te puedes creer que tengo exactamente el mismo color y con la misma carcasa????!!!! Eso sí, a mí no me regalaron el neceser, se les olvidó por completo (y yo me di cuenta ya en casa...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menuda casualidad. Se nota que tienes buen gusto 😂
      Yo lo del neceser es que sencillamente no lo sabía, fue una sorpresa en toda regla cuando la dependienta me dio la bolsita de Sephora y dentro estaba además de las dos cajitas del labial el precioso neceser. Prometo enseñarlo próximamente, en mi post sobre mi neceser de primavera.

      Eliminar
  10. Es que una barra de labios de calidad marca mucho la diferencia en los labios y si va bien vestida en un envase lujoso y precioso, pues ya pasa a otro nivel y se convierte en un tesoro que recordarás siempre. Yo aún recuerdo con añoranza las barras de labios de Cacharel —mis primer fetiche cosmético de juventud—, un marrón casi transparente y un rojo frambuesa vestidos con aquel envase tan bonito y romántico en rosa polvo metalizado... Y su olor floral y delicado que se me ha quedado grabado para siempre. ¡Qué recuerdos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También mi primer labial fue de Cacharel y el envase tenía una preciosa forma de labios. Una pena que se dejaran de comercializar.

      Eliminar
  11. Me he cruzado con esta tienda y creo que te va a gustar http://www.haveagodtime.es/

    ResponderEliminar
  12. ¡Es precioso, me gusta mucho! De vez en cuando hay que darse un capricho, yo la semana pasada piqué con los Meteoritos compactos de Guerlain, y la polvera es preciosa. Me temo que tendré que esperar para el labial....
    Por cierto, Rocío, enhorabuena por tu nuevo piso, por lo que vi en la foto cerquita del Espolón no?
    Un abrazo y que lo disfrutes!

    ResponderEliminar
  13. "Coquetería burguesa", me ha encantado.
    Sin duda, ¡te lo mereces! Sabes que yo no soy mucho de ese tipo de labiales, pero es muy cuqui.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.