Novedades de Guerlain: en el neceser de mi compañera Camino

Hoy un post de makimarujeo, en el que nos metemos a chafardear en el neceser de alguna amiga, vecina o colega de profesión... A todas nos gusta curiosear el maquillaje ajeno, que siempre se nos antoja más especial que el propio, como cuando éramos niñas y los juguetes de nuestros amigos nos parecían una nueva maravilla.


En este caso le toca el turno a mi compañera Camino, del departamento de Márketing de Unir. Nos conocimos hace unos siete años al colaborar en un taller literario de la universidad, y luego cubrió mi accésit al premio de poesía Adonáis y la presentación que hice del poemario, en el Aula de Cultura de La Rioja y Unir.
Últimamente me consulta sus inquietudes sobre maquillaje, y tras la vuelta al cole me contó emocionada que había aprovechado unas ofertas en la perfumería Prieto para hacerse con algunas joyitas de Guerlain.



Guerlain es siempre buena idea, pero de precio bastante elevado. De la firma lo que suele tentarme son sus labiales, he tenido varios pero ya descatalogados, por lo que me encanta ver tonalidades disponibles aún en tiendas.
Es verdad que hoy en día hay barras de labios low cost muy aceptables y hasta tentadoras, pero la calidad de un labial de lujo se palpa a primera vista y a primer tacto. Y me encanta que Camino haya optado por dos tonalidades tan diferentes a lo que quizás hubiera elegido yo:


Así el makimarujeo es completo.
En primer lugar mi compañera se decidió por el lujosísimo Rouge G, que en esta última edición viste su carcasa de doble espejo con diversos acabados. Ella escogió la imitación de piel en granate, elegante y llena de glamour... Y acorde con el color del labial, 25 Flamming Red:


Sabéis que mantengo una relación de amor odio con el rojo de labios.
Por un lado, con casi ninguno me veo favorecida, los encuentro muy evidentes y a veces me hacen lo que yo llamo "look de cabaretera", hasta me aumentan la papada. Mi familia no ayuda porque en general cuando pruebo uno la reacción es: "uy, qué labios", y el tono no presagia nada bueno.
Pero a la vez me atraen, sobre todo me seduce encontrar "el mío", que suele ser dulce y metálico, tipo Blanca Nieves.


En este caso, el número 25 de los Rouge G no me terminó de enamorar. Entre otras razones, ahora mismo carezco de un perfilador universal y el único delineador rojo que poseo, el Cherry de Mac, era demasiado dulce para el color, así que no pude dibujar bien mis labios. Pero respecto a textura y acabado, el labial me pareció magnífico y vi el tono bastante alegre, no me sumaba años.


El otro protagonista del post me parece una compra clave de cara a la temporada otoño invierno: se trata de un KissKiss Creme, mi producto favorito de la marca.
Prefería el envase dorado, escultural (al fin y al cabo obra de un escultor), pero esta colección venía vestida de negro lacado. Me encanta la textura hidratante de estos labiales, y mi compi Camino eligió el misterioso tono 569 West Wood: un chocolate dulce, goloso, profundo y con matices amaderados que no me importaría nada poseer.


Claro que no sería hasta mi cumpleaños, ya que mañana me pongo a potidieta estricta hasta comienzos del mes de diciembre. Sólo repondré productos de cosmética facial y corporal y algún ambientador para mi hogar, pero nada de maquillaje ni caprichos superfluos hasta nueva orden.
Tal vez por esta razón fue maravilloso disfrutar por unas horas de la posesión de estos dos objetos de lujo, probarlos, retratarlos, paladearlos.
¡Millones de gracias por la experiencia, Camino!

14 comentarios:

  1. Pues ese rojo es perfecto
    M.

    ResponderEliminar
  2. Ambos son perfectos. El segundo me parece muy elegante. Hace poco hice un back2mac y elegí el tono Retro. Se le da un aire.

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso el tono 569, hazte con el ;) te sienta de lujo !!!

    ResponderEliminar
  4. Me gusta especialmente el segundo, y parece que te sienta bien!

    ResponderEliminar
  5. Jajajajaja veo que hay unanimidad con el más oscuro. Lo pediré en mi carta a los Reyes Magos. De aquí al uno de diciembre con reponer crema y base de maquillaje tengo bastante, y con buscar alguna cosa para casa. Quiero mikados para perfumar el hogar, y he echado un ojo a dos BB creams: la de LOLA y la Healthy mix de Bourjois. Y tengo muchas reseñas en el tintero...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un mikado de Rituals maravilloso (el de la línea de color verde que tiene la bruma de almohada... se me ha olvidado el nombre). ¡Imprescindible!

      Eliminar
  6. El segundo color es precioso pero para mí lo mejor de Guerlain son sus Terracota en cualquier version.


    Besos

    ResponderEliminar
  7. Qué te voy a decir? Pues que ambos son dos tonos que me encantan y te los veo con ojos más positivos que tu familia, porque los veo muy retro: uno es super50's, y el otro es muy mujer fatal de los años 20 y yo, como fan de los oscuros, sólo puedo aplaudirlos.

    Es bonito tener compis de trabajo con las que chafardear de potis.

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Difiero totalmente!!!: me encanta cómo te queda el rojo, muy bonito.
    Olatz.

    ResponderEliminar
  9. Ese rojo me parece precioso, y el granate más de temporada otoñal no puede ser.
    A veces sólo hace falta un ratito para enamorarse de un precioso labial, aunque nos ea tuyo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Los tonos son preciosos, y Guerlain fue dirante años mi marca favorita y de cabecera.
    El rojo de labios es mi color fetiche sin duda.
    No me van los olores cítricos, siempre uso perfumes muy intensos, dulzones o florales.
    Eso sí, la nota de jazmín me llama la atención.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Los tonos son preciosos y Guerlain fue durante años mi marca favorita.
    El rojo de labios es mi color fetiche, y pienso que te quedan genial.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.