Paleta Sophx de Revolution Makeup: un buen regalo para Navidad

La paleta Ultra Eyeshadows de SophX para Revolution Makeup no necesita presentación: mundialmente conocida, creo que solo yo quedaba por reseñar esta primera colaboración entre la firma del nombre cambiante y la youtuber Sophidoesnails... Si no lo había hecho antes es porque las paletas grandes y con mucho color no me atraen, al contrario que lo que parece ocurrir al resto del universo.


Ayer veía yo un vídeo de Lety (de My Crazy Makeup) que rescataba viejas glorias, entre ellas la primera Chocolate Bar de Too Faced, y decía que a la vista de las  novedades tan llamativas que hay ahora mismo en el mercado, la antaño favorita se le hacía aburrida, y yo pensaba que a mí me parecía preciosa... Yo es que entre tanto coral, verde y melocotón que no me voy a poner en mis mini párpados, me pierdo...


¿Por qué la compré, entonces?
No voy a mentir: en primer lugar, me entró el subidón al verla en el (antes tan) descuidado mueble de la marca en la perfumería Primor de Logroño, que hasta hace tres horas estaba desfasado, y me hice con ella para mostrarla aquí y dar mi opinión..., y sobre todo, para donarla en Navidad, porque me parece el regalo perfecto por once euros que cuesta y porque no todo el mundo tiene mi visión tan peculiar de las armonías para párpados: lo normal es querer jugar un poco con el color.


Y es que, dejando gustos personales aparte, la paleta es preciosa y está bien hecha: el envase es recio, de plástico sólido color crema y con un espejo panorámico, y las sombras son sedosas, cremosas, pigmentan bien... salvo, ¡justo!, la que más había llamado la atención.
Tenéis, por ejemplo, una primera fila a la izquierda con un blanco mate poderoso y un caramelo dorado perfecto, además de un melocotón y un rosa coral. Luego, tenéis topos, dorados, varios marrones, un verde que yo nunca utilizaría pero objetivamente es bonito...


Y los que eran mis favoritos de la paleta a primera vista: un azul noche casi negro maravilloso y... la gran decepción. Un azul petróleo ala de mosca ("sombra Urraca" en nomenclatura de Ratolina), que me prometía un mundo de color... pero que en el párpado, mi párpado, sencillamente no agarra.


En la misma compra me llevé dos labiales, éstos para mí, de la misma colección y de la gama Renaissance, que también llegaron a Logroño por fin. Conseguí las dos tonalidades que más me apetecían, que aunque parezcan idénticas poseen matices distintos: Cake de la gama Sophx, también colaboración de la firma y la blogger, y Awaken de los labiales renacentistas, cuyo envase imita certeramente los de Anastasia Beberly Hills.
Ambos son un tono labio pero, como digo, cada uno tiene su particularidad.

Awaken

Las fotos de mi careto hablan por sí solas de mi cansancio esta semana, ya lo siento pero no las he podido hacer mejores. Awaken tira claramente al melocotón, es más cálida y más cremosa.

Cake

Cake es un color algo más frío y, como sugiere su nombre, "tarta", posee un dulce matiz chocolate claro ligeramente rojizo. Por tonalidad prefiero éste, porque me parece menos visto (das una patadita en el suelo y aparecen siete nudes amelocotonados), aunque por textura y envoltorio prefiero aquél.
La paleta va a ser un regalo de Nochebuena para mi madre, que no suele permitirse caprichos y por eso me gusta mimarla en cuanto a maquillaje... y en todo lo demás.

15 comentarios:

  1. Los labiales son muy bonitos. La paleta la tengo y me parece fantástica, buen fichaje.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Los labiales me parecen muy bonitos, en cuanto a la paleta es muy mona pero yo tampoco la compraría, así que, no eres la única, las paletas que compro casi siempre son en tonos marrones que es lo que realmente uso, también utilizo mucho el color verde pero este prefiero comprarlo individual, el que yo quiero!!! en fin que cada una tenemos nuestra manías, pero a pesar de tanta paleta, siguen resultandome las más atractivas las que son en tonos neutros aunque para muchas puedan parecer aburridas... pero para gustos están los colores ¿no te parece?

    Ahora bien, si me la regalan ¡no le hagan feos! ja ja ja


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que soy más de neutros en colores humo, ejemplo. La paleta Sultry de ABH jajajajaja. No se me va de la cabeza.

      Eliminar
  3. A mí esta paleta me gusta, y creo que es un buen regalo.
    La sombra azul a mí también me decepcionó, de hecho me parece que lo comenté, que necesitaba prebase y trabajo a toques, y aún así no es la sombra urraca, como os habéis empeñado en llamarla.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hemos estado en llamarle así, siguiendo a Ratolina, buena maestra 😂.
      Y tiene buen motivo: la su sacas a Durán lo brillante y este tipo de sombras duocromas color ala del mosca tipo la club de Mac o Label whore de Too Faced brillan un montón.

      Eliminar
    2. Me vas a perdonar, pero no entiendo nada a partir de los dos puntos.

      Eliminar
    3. Jajajajaja y tienes más razón que un santo, es mi maldita manía de usar el conversar de voz para escribir. Normalmente corrijo los errores garrafales que a veces comete la máquina de reconocimiento, pero esta vez se me fue. Lo que quise decir es que le llamemos así por lo que brilla este tipo de sombra duocroma.

      Eliminar
  4. A mí al principio no me llamaba mucho la paleta. La acabé comprando y me gusta, me parece muy variada y buena opción para llevarse de viaje, pero sinceramente sigo sin entender que haya tenido tantísima fama. Coincido en la sombra verde, es bonita pero por mi tono de ojos no es el verde que yo hubiese escogido. También me decepcionó la sombra petrol, aplicada es un tono gris oscurísimo al que no le encuentro la gracia. Sin embargo, la sombra festive flame me apasiona.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Yo es que no soy de paletas de sombras. No hay ni una (cara o barata) que me guste 100% y la mayoría de las veces prefiero invertir en individuales que sé voy a usar, o en paletas customizadas. Casi todas las que tengo me las han regalado y me da cosa decir que muchas están sin tocar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo en principio era como tú, pero es verdad que hay paletas muy atractivas. Y además sombras individuales ya no uso: o me gustan los jumbos o sombras en barra para el neceser, o las paletas para el tocador. Pero el tema es que soy muy selectiva con ellas.

      Eliminar
  6. ¡Feliz cumpleaños, Rocío!
    M.

    ResponderEliminar
  7. Pues es muy bonita, tengo varias paletas con esos colores, pero sino, es una paleta para tener una gran selección. Me flipan tus gafas.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡A mí también! Son las primeras gafas de mi vida que me convencen al cien por cien. Son de + visión.

      Eliminar
  8. Pues a mí me encanta.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.