Lacas Gel Nail de Essence: renovando mis manicuras de invierno

Para mí es un auténtico vicio y una tentación dejar mis manicuras en manos de profesionales, pues además de elegir colores nuevos cada vez y olvidarme del aspecto de mis uñas en casi tres semanas, auténticas profesionales se encargan de limarlas, cuidarlas, dejarlas impecables...
Pero lo cierto es que tras encadenar tres visitas al salón veo que mis uñas necesitan un respiro.


Y por eso he aguantado una semana con ellas au naturel, y me he hecho con una batería de esmaltes baratos pero buenos para vestir mis manos de fiesta en momentos puntuales.
Tras tomar la decisión, me asomé a mi tocador y vi que he descuidado bastante mis lacas de uñas: tenía rodando por los cajones uno rosita bastante denso y otro plateado aún en condiciones dignas de Pinkduck London, uno color corinto de Belle que es reciente..., y mi favorito de todos los tiempos, el Precious de H&M, ya seco e inservible.


Así que me fui a Primor, en una de esas promociones de 3X2 en Essence y otras marcas, y quise dar una oportunidad a los esmaltes de gel en esta marca. De los normales no tengo buen recuerdo, pero me dije "todos crecemos, todos maduramos, y la creatividad y calidad de Essence lo están haciendo a pasos agigantados". Y me llevé estas fabulosas tonalidades:
En primer lugar, un glitter dorado, porque sin magia yo no sé vivir. Elegí el tono 44 On air:


Dos capas consiguen lo que veis en las primeras fotografías. Eso sí, no sirve como producto de acabado sobre otro esmalte, porque es demasiado poderoso y se ve demasiado y acaba dejando aspecto sucio. Esta manicura, que dedico a Tita Hellen por ser mi auténtica inspiradora, hubiera sido aceptable si en el dedo anular sólo hubiera utilizado la laca dorada.


Mi otra elección, como podéis ver, es el tono Glitter choc, un adorable chocolate oscuro y dulce, ideal para el invierno. A pesar de su nombre, la purpurina es mínima en este esmalte, y el acabado es más bien de vinilo, ese aspecto acharolado y brillante que tanto me gusta. 
Es fácil de aplicar, seca en tiempo récord y cómodo de retirar. Sí, he visto una mejoría bastante grande en Essence: no hablo de duración porque no los he puesto a prueba, eso sí, la purpurina del esmalte dorado se agarra a la uña y repele a la acetona, es en cambio difícil de quitar.


Y, por último,  hice caso a la sabia Hellen, de El libro de conjuros de Tita Hellen, y me hice con este rosa tan girlie, tan cute y tan kawaii, un color batido de fresa maravilloso y aunque de textura cremosa, el acabado tiene algo de vinilo que me cautiva y maravilla. 
Éstas son mis recientes armas de andar por casa, mis armas de color para vestir mis uñas en estas navidades. El objetivo: resistir a la poderosa tentación de llamar al estudio de uñas del Centro Comercia Berceo, ¿lo conseguiré?

8 comentarios:

  1. Me encantan los tres, especialmente el rosa.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. La de color chocolate es muy bonita
    M.

    ResponderEliminar
  3. El rosa es el que menos me llama para estas fiestas, pero los otros dos me encantan.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es muy poco navideño, pero en cambio muy de uñas limpias de diario, por eso y porque me arrebató al verlo en una manicura de Helen me lo llevé. Desde luego mi preferido es el chocolate.

      Eliminar
  4. El precious lo compré yo por verlo en este blog, es muy bonito, una pena que se te secase. De los que enseñas, me quedo con el tono chocolate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mío también: el rosa es precioso pero quizá para otra estación, y el Dorado es un poco epic fail, prefiero con mucho el Hot chocolate season que también he adquirido en estos tiempos pero está en modo prueba y sobre todo no incluye aquí porque es de Astor, no de Essence.

      Eliminar
  5. Nunca he ido a que me hagan las uñas, es que para mí se pierde la gracia!!! ja ja ja, ¡me encanta pintarme las uñas!!!! Los esmaltes con glitter es que no me hacen gracia!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si fueras tan pastosa como yo para la manicura, sí que te pondrías en manos de profesionales. Yo no consigo limar mis uñas ni tratar mis Cutículas como me gustaría. Aunque sí que hay alguna laca de uñas que me hace parecer un poquito más impecable.

      Eliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.