Loca por los Pitillos

Tranquilas, que no me he dado al tabaco. A estas alturas, a mis treinta y tres... ¡sería un error imperdonable!
No: me estoy refiriendo a los adorables, a los artesanos y cómodos zapatos Pitillo. El calzado crea o destruye la belleza femenina: mima o deforma los pies de las cenicientas modernas. Yo he tardado casi treinta años de mi vida en encontrar el zapato perfecto: de una preciosa y suave piel, con un poco de tacón y con escote coqueto ya que no hay mejor manera de embellecer el pie y estilizar la pierna que elegir un zapato escotado. Un último punto para mí es imprescindible es la comodidad para colocarlo y retirarlo del pie: no soy hábil, no quiero hebillas ni trabillas ni pulseras que acorten mi menguada figura.

Los zapatos Pitillo reúnen todos esos requisitos, y por eso abundan en mi armario. Se fabrican en Arnedo (La Rioja: tierra de vinos... ¡y de zapatos!), y se caracterizan por su calidad y su confort.

Hace unos años compré unas sandalias de cuña, altas y muy cómodas, en un elegante color oro viejo, que fueron mi uniforme durante primavera y verano por varias temporadas. Desgraciadamente ya no están conmigo, pero quiero enseñaros mis tres últimas adquisiciones.

Estas sandalias en color plata con bordados en azul marino tienen un medio tacón de madera y pueden utilizarse en una boda o a diario, para ir presentable a la oficina. Las compré el año pasado en la zapatería Cabezón (Haro), y me costaron unos sesenta euros. Son los mejores zapatos arreglados que he tenido nunca, porque permiten la ausencia de medias y no provocan rozaduras.

Estos pitillos fueron regalo de mi madre, por lo que ignoro su precio. Son algo más firmes que los anteriores, y suelo lucirlos con vestiditos, leggins y ejecutivos: lista para ir a trabajar a la sede de la Unir. Tienen muy poco tacón y son de ese tono azul marino casi negro que me fascina. Poseen esa magnífica silueta de zapatos de señorita, al más puro estilo lady like.

Y estas hermosas sandalian han sido mi compra del uno de junio, recién cobrada la nómina. Con el sudor de mi frente he pagado los 55 euros que costaban. Tienen cuña forrada en el mismo color oro pálido que las envuelve, una hechura apropiada para domingos de verano y para trabajar sintiéndose princesa, y un pompón de tiras de piel más clara y más oscura, entrelazadas en forma de flor, que me lleva a mi niñez...

¿Conocías los zapatos Pitillos? Si viajas a Arnedo, en La Rioja, los conseguirás con descuentos sustanciosos que suben... ¡hasta el sesenta por ciento!

18 comentarios:

  1. Hola, Adaldrida, soy Paloma.
    Hace mucho que te leo pero hasta ahora no había escrito nada. Yo si conozco los pitillos y he tenido varios (ahora un par sólo) pero coincido contigo en que son comodísimos y además bonitos.
    Saludos, guapetona

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las últimas. Tendré muy en cuenta esta marca. Casi todos los zapatos me hacen daño y me veo reducida a utilizar zapatillas todo el año.

    ResponderEliminar
  3. Me han encantado los primeros y los últimos. Los de en medio, no es que no me gusten, sino que al ser más clásicos son menos llamativos, pero sin son cómodos son un fondo de armario genial! BESOS!

    ResponderEliminar
  4. Que preciosas las sandalias.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. La marca Pitillos siempre ha abundado en mi casa. Yo no los uso, pero mi madre, que tiene problemas de pies y piernas, es una gran fan de la marca! De hecho, me apunto las sandalias, porque dentro de poco es su cumple y pienso comprarle un nuevo par.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. En mi casa si que se usan, pero yo no, porque tengo el pie superestrechito y me cuesta una jartá encontrar un zapato que me valga de largo sin que me baile, una barbaridad. Me gustan los últimos con la flor. Besotes guapetona

    ResponderEliminar
  7. Me gustan las última sandalias, son una buena inversión.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Parecen de vieja con juanetes. Normaluchos de calidad y feos con ganas. No me digas que no hay nada comodo y mas estetico en el mercado

    ResponderEliminar
  9. Anónimo, ¡para gustos están los colores!
    Te pueden parecer feos, pero de la calidad no puede dudarse...

    ResponderEliminar
  10. Pues la verdad, creo que si se trata de comodidad hay opciones en el mercado más vistosos que estos que has mostrado. Clarks, sin ir más lejos, tiene unas hormas comodísimas y saca unos modelos para primavera y verano muy monos, juveniles y de calidad. Yo les echaría un vistazo.
    Es cierto que para gustos los colores, pero estos modelos que enseñas me parecerían aceptables para una señora mayor, en ningún caso para una chica joven como tú. En concreto, los azul oscuro me parecen una opción especialmente desafortunada, sobre todo con vestiditos o leggins. Esa punta es estremecedora (no te lo tomes a mal, es que me he quedado muerta) y los otros dos modelos... pues dudo mucho que consigan realzar un bonito vestido o unos pantalones capri o una faldita larga que tanto se llevan esta temporada.

    Adal, con el estilo que tienes en otros aspectos, puedes ir mucho, mucho, mucho mejor calzada en el veranito.

    Un beso,

    Nurita

    ResponderEliminar
  11. Nurita, valoro tu opinión pero no estoy de acuerdo: el zapato azul es un básico, y con leggins y vestidito (LARGO, of course, hasta las rodillas, tapando lorza...), queda muy bonito.
    Me encantan las sandalias básicas, cómodas y doradas, si a las señoras también les gusta... no es mi culpa.

    Pero me encanta que hayas opinado y verte por aquí, ¡gracias por tus palabras!

    ResponderEliminar
  12. Los zapatos Clarks son de pésima calidad.

    ResponderEliminar
  13. ¿En serio te parece? Pues yo tengo dos modelos Clarks y están muy bien confeccionados y rematados. En concreto, unos mocasines azul índigo con taconazo han salido buenísimos, me los pongo muchísimo y están impecables. Y no te digo lo cómodos que son, a pesar de su altura. Por eso se los recomendaba a Adaldrida, pero bueno, habrá otras marcas con horma cómoda y buena calidad.

    Besos

    Nurita

    ResponderEliminar
  14. Nurita, a mí los Clarcks sí me parecen muy buenos, mi madre ha tenido sandalias de esa marca. Pero son más caros...

    Por cierto que de nuevo tengo problemas con blogger... para firmar mis comentarios... ayayayay.

    ResponderEliminar
  15. A mí me encanta el último.

    ResponderEliminar
  16. sigue el primer verde de MUFE a la venta?
    Se podia entregar en mano?
    ana.roma77(arroba)gmail.com

    ResponderEliminar
  17. Lo tengo, Ana, pero en Sevilla. Te escribo.

    ResponderEliminar
  18. Si quieres ver toda la colección de pitillos, entra en la tienda online, ya tienen a la venta toda la colección de invierno esta preciosa. www.grupopitillos.net

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.