Cincuenta cosas de Adaldrida: TAG gigantesco

2/18/2015

Hoy os ofrezco un post de “yomimismo” brutal (la nomenclatura es de Tita Hellen, y me rechifla.) Decir cincuenta cosas de una misma sin mostrar mucho el ombligo me parece un reto fabuloso, aunque hay que apuntar que los poetas somos exhibicionistas por naturaleza. Yo para unas cosas tengo muchísimo pudor, (cualidad que no está de moda y que yo en cambio aprecio), y para otras cosas… ninguno.
Allá voy: cincuenta cosas  de Adaldrida. Tomad asiento y aliento, que esto va a ser largo.

1. El nombre de Adaldrida viene de mis años dorados en Pampaluna, cuando pertenecía a la Sociedad Tolkien. Hacíamos veladas literarias y cenas hobbíticas con setas e hidromiel. Tenías que identificarte con un personaje de la obra y yo claramente soy un Hobbit: me gustan las cosas brillantes, las veladas hogareñas con amigos frente a una chimenea, los bosques… y comer, aunque ahora un poco menos. Aunque adelgace doce kilos más seguiré siendo un Hobbit, debido a mis pies y a mi poca altura. Adaldrida es un nombre Hobbítico que aparece en los anexos de ESDLA.


 
De Google Imágenes




2. Viví dos años en Pamplona, mientras redactaba mi tesis, y siempre le llamo Pampaluna que es el título de mi segundo poemario. Los poetas provenzales la nombraban como Pampelune y yo hice una traducción libre. Amo Pampaluna, tiene parques con ciervos y un campus lleno de profesores sabios.

3. Me gustan los árboles, los columpios, el chocolate, los libros, los castillos y las iglesias medievales.

4. Nací en Sevilla y vivo en Logroño. Tengo abuela, tíos y primos en La Rioja.

5. Por mi gusto, no volvería a vivir en una ciudad grande: me he dejado enamorar por las comodidades y amabilidades de la provincia. Madrid y Sevilla me gustan… para disfrutar de vacaciones.

De Google Imágenes

6. Trabajo en la Universidad Internacional de La Rioja, como profesora de Didáctica de la Literatura. También dirijo Trabajos de Fin de Grado, e imparto los cursos de Ortografía. Mi trabajo me hace feliz: tengo los mejores alumnos y compañeros del universo universal.

7. Me llamo Rocío: el nombre lo eligió mi padre porque se supone que yo no iba a vivir, nací con mil y un problemas. Mi padre me puso el nombre de la Virgen del Rocío buscando protección, y la obtuvo.

8. Soy católica practicante. Practico todo lo que puedo porque me encanta la liturgia. Me fascinan las iglesias bellas y cuando no me da la vida para ir a una, me lanzo en paracaídas al Sagrario y me olvido del resto.

9. No me creo mejor por ir a Misa y por confesarme, es al revés: cada sacramento me ayuda a ser mejor o “un poco menos peor”.  Y mentiría si dijera que no me aburro a veces en Misa… pero eso no es culpa de la Misa, sino mía.

10. No tengo el carnet de conducir y sé positivamente que no lo voy a tener nunca. Me da pánico, además, tengo el brazo izquierdo paralizado al cincuenta por ciento.

11. Para unas cosas no soy nada precoz, y para otras cosas lo soy mucho. Con 14 años decidí estudiar Filología, y con 19 decidí hacer una tesis sobre Calderón de la Barca.

12. Soy Doctora en Ciencias del Espectáculo: un doctorado precioso que ofrecía el departamento de Literatura Española de la Facultad de Filología de Sevilla, y que se extinguió debido a la crisis. Disfruté de mis cursos de doctorado sobre Teatro como una enana, todo lo que no había disfrutado la carrera que, salvo algunas asignaturas como la de los profesores Marta Palenque y Juan Montero, se me hizo soporífera.

13. Antes de querer estudiar Filología quise ser secretaria de mi padre, a quien he adorado siempre. Mi padre es filósofo y mi casa estaba llena de libros y de tertulias interesantes. Llevo el ambiente universitario en las venas y de niña pensaba que si me hacía secretaria de mi padre mi vida sería una aventura.

14. A mi madre la he descubierto de mayor. También es catedrático y también está imbuida de ese ambiente de "profesoressa" que me alucina, pero ahora también me encanta ir de compras con ella, hacer el gamberro con ella, desmaquillarla y mimarla un poco. Me gusta cómo cuida a los demás y aprender de ese mimo constante. Son cosas que se descubren con la edad.

15. Mis padres se quieren, y parte de mi (buena) imagen sobre el matrimonio y en general mi felicidad se la debo a este hecho. Me encanta verles reír y reír con ellos.

De Google Imágenes

16. Siempre me ha gustado leer. Es mi afición favorita. Con once años descubrí los libros de Puck, con doce años descubrí a Calderón de la Barca, y  con veinte años descubrí a Jane Austen. Son tres constantes en mi vida.

17. Me gusta releer los libros que me emocionan, sobre todo Chesterton, literatura infantil, teatro barroco, Perder y ganar del cardenal Newman,  Jane Austen y poesía actual de editoriales como Renacimiento y Pre-textos.

18. Siento debilidad por el teatro de los hermanos Álvarez Quintero, tanto leído como representado. Me hace feliz, me hace sentir en casa, quizás porque era también una debilidad para mis bisabuelos.

19. Mi plan favorito es escuchar un recital de poesía de mis amigos poetas (Beades, Joaquín Moreno, Pablo Moreno..., todo Númenor), o de mis maestros poetas: José Julio Cabanillas, Miguel D´Ors, Julio Martínez Mesanza y alguno más. Me gustan los recitales aunque sean míos, me lo paso pipa. A lo mejor soy inmodesta, pero veo que la gente disfruta y me encanta hacer felices a los demás.

20. Empecé a escribir muy pronto. A los diez años escribí un cuento sobre una pandilla de amigos capitaneados por una chica que se llamaba “Pelos verdes la Pulpo”. A los dieciséis empecé a escribir poemas lamentables…, y a los veintidós, tras asistir a mi primer recital de Miguel D´Ors en Pampaluna, empecé a tomarme en serio mi vocación de poeta.

21. He publicado cuatro libros de poemas y estoy terminando el quinto. He sido accésit del Premio Adonáis y tengo también un libro de poemas en prosa sacados de mi otro blog, El blog de Adaldrida, que está en barbecho.


De Google Imágenes

22. Viví un año en París, cuando era adolescente. Entonces lo odié porque no quería irme de Sevilla, y ahora París es mi ciudad favorita de Europa. Sueño con volver, eso sí, de turismo. Sigo igual de cerril que en mi adolescencia: no me apetece nada vivir en el extranjero.

23. Soy torpe y despistada. Me equivoco al tomar autobuses, me caigo por la calle. Ahora menos porque estoy más ágil. Tiendo al desorden, soy un pequeño desastre.

24. Nunca he podido aprender a doblar bien la ropa en el armario ni a planchar. En cambio me relaja fregar el suelo, me pongo a bailar con la fregona.

25. En mi casa somos mucho de bailar en el salón tras un día de trabajo para desfogarnos, ponemos algo cañero de los Boney M o de Gloria Stefan y ¡a mover las caderas! Me encanta bailar en los sitios más inusitados: en el burger en mi antigua vida, o en el comedor de la UNIR hoy mismo.

26. Desde que estoy a régimen divido las tentaciones culinarias en “tentaciones Mr. Bean”, que ni me planteo porque no merece la pena caer, y “tentaciones Paul Newman”, que son cuasi irresistibles así que según qué momento me las permito.  

27. Son Mr. Bean: el Mc Donalds o Burger King, los Donuts o bollos industriales, la Nocilla, mantequilla etc… cosas que antes me tentaban y ahora están fuera de mi vida.

28. Son Paul Newman: los helados artesanos de Della Sera en Logroño, miedo me da la primavera que es cuando abren la heladería. El chocolate Lindt, que me pierde. Y las galletas de avena que me entusiasman.
 
De Google Imágenes


29. Adoro las comedias románticas, el Hollywood dorado, las adaptaciones de obras de Shakespeare o Jane Austen y por supuesto las míticas miniseries de la BBC. Amo a Darcy y a Colin Firth.

30. Darcy de Orgullo y prejuicio y Aragorn de ESDLA son mis dos grandes mitos masculinos. Me gustan los hombres caballerosos que sonríen poco pero cuando lo hacen, iluminan toda una ciudad. No me convence Viggo Mortensen como Aragorn y sin embargo Colin Firth para mí es Darcy redivivo. 

31. Mis pelis favoritas son: Sentido y sensibilidad de Ang Lee, Historias de Philadelphia de George Cukor, y Mucho ruido y pocas nueces de Kenneth Brannagh. Y como me pasa con los libros, nunca me canso de repetir.

32. Mis series favoritas son El ala oeste de la Casa Blanca y El mentalista, y como me pasa con los libros, nunca me canso de repetir.

33. Por temporadas me obsesiono con Simon Baker, pero en cambio nunca he sido muy de ídolos ni de actores guapos. Nunca me han gustado nada ni Brad Pitt ni Leo Di Caprio ni casi ningún guapo de moda, por eso mi amor por Simon Baker me ha pillado desprevenida.

34. En la adolescencia me pasé un año entero escuchando una única cinta de casette, de The Beatles, y el año siguiente entero me lo pasé escuchando otra cinta de casette, de The Mamas & The Papas. Estos dos grupos me hacen feliz y me ponen nostálgica a partes iguales: es el poder de la música.

35. De pequeña me gustaban Mocedades, Kylie Minogue y Madonna.  En general me encantaban los vídeos musicales de los ochenta que mis primas grababan en cintas Beta.

36. Descubrí Youtube justamente buscando de nuevo esos viejos vídeos musicales, sobre todo el de Kylie y Jason Donovan. "Bicheo" mucho por YT, pero casi nunca para cosas de maquillaje sino de música. En cambio no tengo Facebook ni IG, mi Twitter está dormido... No me gustan las redes sociales, pero me pirra el mundo blog.

 
De Google Imágenes

37. Soy una romántica empedernida, por eso veo y reveo pelis del tipo Creemos en el amor y Tenías que ser tú. Y vi un millón de veces el vídeo de la canción Specially for you de Kylie, primero en el viejo aparato Beta de Maestu, y luego en YT.

38. No me gustaba el fútbol hasta que España ganó el primer mundial. Entonces me emocioné, y vi como diez o quince veces el beso de Iker y Sara en Youtube.

39. Soy del Betis y del Athletic de Bilbao, es decir, sufro mucho. No sé nada de alineaciones y pocas veces veo los partidos, es más una cuestión estética. Me hice del Betis por amistad, y me hice del Athletic porque la gente de Bilbao me cae muy bien. Tienen una chulería simpática, como si Bilbao fuera un paraguas que les protegiera y les hiciese mejores.

40. Me gustaba mucho La Oreja de Van Gogh cuando estaba Amaia. Y nunca ha dejado de gustarme Mocedades (también cuando estaba Amaya.) Mis canciones favoritas de ellos son “Eres tú” y “Tú como yo”: si me animo con el TAG de música, las incluiré.

41. Me encanta el agua, bebo sin parar. Me hicieron pruebas de diabetes alarmados por esta afición. No tengo diabetes, simplemente me apasiona el agua. Y si es mineral, mejor que mejor. Mis favoritas son Evián, Solán de Cabras y Fuente Primavera de San Benedetto.

42. No me gustan los bestseller. Mi amiga Myriam lo dice muy bien: nadie entra en una zapatería pidiendo el 38 porque es el número que compran todos: la vida es muy corta y hay cosas que no me apetece leer.. No he leído El código Da Vinci ni Crepúsculo ni Cincuenta sombras de Grey. No me gustan las novelas de historia ficción ni de religión ficción… ni de sexo ficción.

43. Mi primera sombra de ojos fue la Marron Glacé de Bourjois, se la pedía a mi madre. La usábamos tanto que se le partió por la mitad y la tenía envuelta en papel de plata.

44. Mi primer perfume fue Anais Anais de Cacharel. Ahora lo pienso y me da un patatús.

45. Durante algún tiempo compartí con mi madre L´eau d´Issey pour homme que le habían regalado a mi padre. Nos encantaba. También hemos compartido Aquaflore de Carolina Herrera, Azahar de Adolfo Domínguez y Acqua Allegoria Mandarin Basilic de Guerlain. 

46. Cuando mis gustos derivaron hacia la mimosa y se apartaron de lo cítrico, dejamos de compartir fragancia.

 
De Google Imágenes

47. Mi primer labial fue un naranja neón de Cacharel, de envase rosa metalizado en forma de boca que compré con mis primas en Navidad. 
Luego tuve un rojo rabioso de Clinique y un rojo fresa de Chen yu, ambos comprados en perfumerías de Vitoria en Navidad también. Todos ellos por mis doce o trece años.

48. A mi madre no le gustaban nada mis labiales porque eran de femme fatale. Entonces descubrí el melocotón y aún no me he cansado de él.

49. Mi primera barra de labios de verdad, la que me enamoró, fue una Pour la vie de Bourjois en el tono Péche juteuse.

50. Empecé a maquillarme de verdad en París, a los quince años. Iba a un instituto tremendo lleno de sexo, drogas y nada de Rock´n roll (una pena esto último), y para que no me comieran viva ni parecer tan cría empecé con el rímel, el rouge y “el pote”. El maquillaje fue mi arma de supervivencia.


Bueno, si has llegado hasta aquí… ¡¡¡te doy las gracias por leer todo este compendio de yomismismo!!!

25 comentarios:

  1. Me sale un formato raro... Supongo que porque lo he pasado de un archivo Word. No consigo mejorarlo. ¡Snif!

    ResponderEliminar
  2. Una vida con mucha luz.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la entrada, así te conocemos un poquito mas pero me ha sorprendido mucho lo del Betis jejej. Un beso :)

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado un montón este post, siempre está genial conocernos un poquito más.
    Y, para que me conozcas un poquito más (aunque no sé si me sigues, tampoco te voy a pedir que lo hagas), te diré que mi afición favorita tambien es leer, que no me gustan los best seller tampoco, de hecho me pone malísima la afirmación típica de "tiene que ser un buen libro porque es best seller", qué tendrá que ver la calidad del libro con sus ventas (tanto tú como yo sabemos que habitualmente suele ser al revés, cuanto mejor es el libro, menos valorado está).
    Además, te diré que una de mis películas preferidas es el Hamlet de Kenneth Brannagh, una película de casi 4 horas pero que si te pones a leer Hamlet mientras ves la película, puedes ir hablando a la vez que los personajes, pues es súper fiel al libro. Si no la has visto te la recomiendo muchísimo... y te pido que me cuentes qué te parece!
    Cuando entré en The Globe Theatre en Londres, pude imaginarme por completo a mi misma representando Hamlet, Romeo y Julieta...
    Muchas gracias por dejarnos conocer un cachito más de ti!
    Un besazo enorme, seguiré pasándome por aquí

    ResponderEliminar
  5. De mayor quiero ser como tú, Rocío...
    Un besote fuerte-fuerte!

    ResponderEliminar
  6. Hola mujer llena de armonía y brillo entusiasta!! gracias por compartir parte de tu realidad y desvelar intimidad a trocitos de tu vida.Remarcada por la familia y tus causas nobles,tus gustos y sueños.Vives con un alrededor jugoso y amparada por una familia que te quiere,celebro que así sea.Felicidades guapetona!! leer es un placer y leerte a ti lo es.

    ResponderEliminar
  7. He empezado y no he podido parar hasta el final...mira que cuentas bien las cosas :)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado mucho este tag. Yo sí creo en Dios pero Dios no cree en mí y tenemos unos debates diálecticos que ni Hegel superaría.... Pero para olvidar, me refugio en el hedonismo y en el maquillaje.

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado conocerte mejor.
    Lo de bailar, con o sin fregona, le da un punto muy simpático a todo y te hace menos seriota de lo que pareces a veces.
    Yo tenía un amigo clavadito a Simon Baker, pero, lamentablemente, ya no te lo puedo presentar. Está ejerciendo de mentalista en otro plano hace unos años.
    Lo de Bilbao me ha hecho mucha gracia. Tengo una especial afinidad con esta ciudad y su gente.
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Compartimos varias aficiones, pero yo a Jane Austen aún la conocí el años pasado, a los 34, ¡pero nunca es tarde si la dicha es buena!

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias por compartir tanto de ti misma, coincido en Puck, Austen y me han "rechiflado" las dos topologías de tentaciones!!!!!!!

    ResponderEliminar
  12. Austen, Simon Baker, Mr- Darcy, coincidimos en muchas cosas y me ha encantado leerte en este Tag.
    Espero algún día conocerte en persona y disfrutar de esas variedades que llevas dentro, mezclar literatura delante de un té con labiales melocotón.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Es tremendo poder conoceros así. Os sigo a varias blogger y aunque algo me "une" a vosotras. Cuando leo entradas como esta, es como si nos hubiéramos encontrado un día y me hubieras contado esto tomando un café. Así que el próximo lo pago yo jejeje.Un besazo.

    ResponderEliminar
  14. Hola Rocío, te sigo desde hace muchiiiiisimo, aunque no comento, mal hecho sí! Pero esta vez sí lo hago para agradecerte este post, es bonito conocer rinconcitos del alma que se esconde detrás de un blog. Coincido contigo en muchísimas cosas, en creencias, tentaciones y gustos aunque te confieso que he tenido que googlear a Simon Baker! Buen gusto, sí señora!
    Un beso y enhorabuena! haces que cualquier pequeña cosa luzca más bonita solo con la palabra!

    ResponderEliminar
  15. Me encantas y ahora después de leer un trocito de ti todavía más. Yo también soy Puckadicta, conservo los libros de mi adolescencia y en la cuarentena he seguido comprando alguno para completar mi colección. Y como tu, adoro Paris, su idioma, su cultura, su gente... su todo: c'est chic et pleine de glamour comme toi ma belle. Un besito pequeño duende.

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado el post te sigo hace mucho pero nunca comento. Felicidades por ser así.

    ResponderEliminar
  17. Lo has contado estupendamente donde se nota muy bien por tu forma de redactar tu profesión, a mi también me gustan Mocedades mi prefereida es Tomame o dejame, y bueno solo me falta decirte que mi profesión es maquetadora de libros en una editorial valenciana donde publicamos mucho ensayo y poesía, de hecho empezó en el año 1976 como una editorial de poesía...


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guaaaau, ¿no será Pre-Textos? es una de mis favoritísimas junto con Acantilado. Qué suerte, cómo me gustaría tener un trabajo así.

      Eliminar
    2. Guaaaaau yo he pensado lo mismo.

      Eliminar
  18. Que bien escribes¡¡¡ y además que buena memoria¡¡¡¡

    Yo no me acuerdo de mis primeros potis, creo que eran de AVON porque mi madre compraba a una vecina que era distribuidora y algo de Margaret Astor.

    Coincido contigo en la afición a la lectura, desde que aprendí a los 4 años, me acompaña siempre

    Me alegro que la medicina se equivocara y estés por aquí alegrándonos los días :):):).

    Besos

    ResponderEliminar
  19. TE ADMIRO TELA MARINERA ADALDRIDA, ERES LO MÁS...

    ResponderEliminar
  20. Gracias a todas por vuestros comentarios y vuestro cariño.
    Me emocionan sobre todo los anónimos que no suelen escribir y lo han hecho.
    Pero no soy nada seriota, Bea, ¡soy muy gamberra!
    Y no soy nada admirable, más bien soy afortunada.

    ResponderEliminar
  21. Hola me tope con tu blog buscando una equivalencia de petit et mamas de Bulgari.....y no he podido dejar de leer todas las entradas....no se que tienes pero enganchas !!!

    ResponderEliminar
  22. Hola guapa,

    Me gusta lo que transmites, la naturalidad con la que escribes...paso de puntillas por tu blog desde hace un tiempo, estos días estoy pachucha en casa por un resfriado que se ha complicado un poquito, y leerte me es muy agradable. Has creado un rinconcito estupendo.

    ResponderEliminar
  23. Rocío, te he leído tus 50 puntos personales y tenemos bastantes cosas en común. La verdad es que muchos no me han extrañado porque son Rocío-Rocío. Me ha encantado leerlos. Gracias por compartirlos.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.