En el Corte Inglés de Vitoria: Labiales Lasting Finish by Kate Moss de Rimmel ¡a cuatro euros!

8/22/2016
Mi viaje a Vitoria fue un pequeño desastre: decidimos ir un sábado por la tarde y la mayoría de las tiendas estaban cerradas, Sephora también. Tras lamentarme un poco y vencer la tentación de acercarme a Goya y pedir un puñado de sus riquísimas trufas, me encaminé al Corte Inglés, que nunca me defrauda.

ECI de Vitoria,  foto mía con filtro Instant de iPhone

Por supuesto, el Corte Inglés estaba abierto al público, y en la plaza resiste ahora y siempre al invasor el carrusel de mi infancia, aquél en el que viajaba a la fantasía antes de entrar en los almacenes a comprar juguetes en Navidad. Entonces era un poco más retro, con sillas volanderas, caballitos pintados, pero carrusel a fin de cuentas.

Estuve en Nars porque quería ver con estos ojos míos el sublime dúo de coloretes Panic que había enseñado Sara Herrera en su canal de YouTube. Para qué lo habré visto: verlo y amarlo fue todo uno. Conocerse es el relámpago, dijo el poeta. Amor, amor, catástrofe. Sin embargo hice un ejercicio de contención y pensé: en septiembre voy a Madrid y el uno de octubre estoy en Sevilla presentando mi libro como final de esta increíble gira 2016. Lo compraré entonces, y entonces le dedicaré una loa en este blog, con epítetos encendidos y un look como se merece. Si lo compro ahora es un capricho más, si lo compro entonces es El colorete de mi presentación en Sevilla.

Labiales Rimmel by Kate (y mi tocador again)

Y se ve que Dios me premió por mi ascetismo inmediato, que no futuro, porque al segundo tropecé (dulce tropiezo) con todo un mueble expositor de Rimmel London, firma de precios bajos que me fascina y que no testa en animales, como me informó Miss Potingues. De esta casa fueron absolutamente míticos en mis primeros años de fervor por el maquillaje la base Cool matte, tristemente desaparecida, el lápiz de ojos Panamá, entre chocolate y topo, y el labial Asia 77 que aún existe, un "nude" rosado peligrosamente favorecedor que me robaban todas mis amigas: entraba y salía de mi neceser a la velocidad de la luz
Y, unos años más tarde, las magníficas colecciones de barras de labios de Kate Moss, con el número 16 como un muy digno clon del labial Costa Chic de Mac.

La cosecha...

Cuál fue mi sorpresa al encontrar, en el Corte Inglés de Vitoria un sábado de agosto, toda la gama de estos labiales rebajados a cuatro euros cada uno. Arrasé, y al pasar por caja... ¡sólo debía pagar dieciséis euros!
Debo decir que el labial de envase color oro rosa no lo compré para mí sino para mi madre: se llama Rock´n roll nude, un nombre "muy Kate" aunque el color es "muy J.Lo", un beige-beige cálido, sin matiz melocotón ni rosa, no borra el labio porque su color es subido pero lo camufla, y en una piel blanca no dice nada, pero en un cutis curtido como el de mi madre sienta muy bien, además de que ella adore estos tonos. Le ha emocionado el regalo, y además al probarlo alucinó con la sensación ultra confortable que deja en el labio.

Labiales Rimmel By Kate de distintas colecciones

Había olvidado el envase tan espectacular a la par que minimalsta que tienen estos labiales: líneas limpias, firma chic estanpada en el capuchón, logo de corona grabado en el tapón y, sobre todo, ese tacto mate y frío como de barra de labios de calidad que los diferencia y hace destacar.
Yo iba a contentarme con los números 34 y 35 de la colección permanente, un rosa coral pálido y un lavanda muy femeninos, pero cuando ya apartaba mis ojos del mueble encontré EL ROJO: de número 111 y de nombre "Kiss of life" como la canción de Sade. para que no le falte nada:

Kiss of life 111

Así luce sin perfilador ni nada. La suma de un acabado cremoso y casi mate, una duración extrema en un labial "normal" y un alegre tono tomate, ese matiz anaranjado que aporta vitalidad a la boca si restar elegancia, creo que da como resultado un rouge excepcional

34

El treinta y cuatro me he recordado a mi añorado dieciséis pero más pálido: se trata de una mezcla entre el concepto "labio color batido de fresa" que tanto me gusta, aniñado y goloso, y un rosa más ácido y pop cercano al mencionado Costa Chic de Mac. Arrebatador.

35

Por último un rosa crema de lavanda, muy tierno pero con personalidad. Su tono oscila también entre dos conceptos, el floral de un ramo de lilas silvestres y el dulce de cobertura de tarta de cumpleaños o rosas de azúcar que la adornan. Dos colores cremosos, dos labiales baratísimos, más propiosde primavera que de otoño, pero tiempo tendré de encontrar granates y casi negros cuando comience el nuevo curso. La dulzura no sabe de estaciones...

13 comentarios:

  1. Me encantan estos labiales, al final mereció la pena esa tarde de sábado.
    Y la foto de tu tocador, preciosa.
    BESOS!

    ResponderEliminar
  2. No tengo nada de esta marca. El 111 y el 34 me llaman, si dices que aguantan.bss

    ResponderEliminar
  3. Tengo el 111 y es una preciosidad. Me han gustado tus elegidos. No cxonocía la gama con el envase metalizado rosa, tendré que echar un vistazo. A mí estos labiales me gustan mucho.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Lo del testeo en animales es un laberinto del copón... Y yo tengo entendido que Rimmel testa cuando 'la legislación así lo exige' (caso China, por ejemplo).

    Cribar qué compañías consideramos éticas es complicado, porque hay muchos detalles a tener en cuenta, pero te dejo mi granito de arena por si quieres continuar tu investigación: http://www.crueltyfreekitty.com/companies-that-test-on-animals/

    En cualquier caso, mi enhorabuena por buscar alternativas cruelty free, y mis disculpas si he sido portadora de malas noticias.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandalia, gracias pero qué confuso es todo, Rimmel en su web se declara en contra de los experimentos con animales.

      Eliminar
    2. Confuso y enrevesado como la ingeniería fiscal! Las empresas deberían tomarse más en serio la transparencia, especialmente en cuestiones éticas.

      P.D. Tengo entendido que Nars no testa, mira qué guiño tan generoso del destino ;-)

      Eliminar
    3. Vaya...yo creía que Rimmel no testaba, qué pena. Gracias, Sandalia!

      Eliminar
  5. Los tonos son preciosos! Mi debilidad son los rojos, así que es mi favorito.
    A mí también me gusta vincular productos de maquillaje con momentos importantes o especiales de mi vida. Así que pronto el dúo de nars estará en tus manos y además tendrá un significado muy especial que siempre te vendrá a la mente tras usarlo.
    En cuanto al testeo actualmente yo también intento comprar principalmente marcas que no testen y a veces es un lio tremendo, sobretodo con la diferencia de testeo en Europa y testeo en china, o que una empresa que no testa tenga como grupo madre uno que sí testa, o que algunos de sus ingredientes sí hayan sido testados... Después hay marcas que parece que están en "tierra de nadie" y realmente nunca queda clara la cosa... Nos lo ponen muy muy difícil.
    Yo últimamente estoy sustituyendo muchos de mis productos por los de too faced, que aparte es una marca que me gusta mucho.
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  6. ¿Te gustan más estos que los de Maybelline?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son amores distintos, como decía Gila en un chiste...

      De los tres que he comprado de Maybelline, ando loca de alegría con el Mauve Mania y el Plushest pink, son preciosos, la textura, la duración... En cambio el Feel Pink siendo bonito me apaga la piel y lo voy a regalar.

      Los de Rimmel son muy distintos, los colores me gustan más y la duración es igual de buena, pero en la sensación de nutrición y confort en el labio gana por un poco Maybelline.

      Eliminar
  7. El rojo es súper bonito, si.
    M.

    ResponderEliminar
  8. Un carrusel como el de tu infancia sigue ante las puertas del CI de Serrano en Madrid. Imposible no pararse a observarlo un rato con sus "caballitos de la reina". Muy jugosa la compra de labiales...Y encontrarlos a 4 euros, dicha.

    ResponderEliminar
  9. Yo tengo el 16 (que me regalaste tú) y me gusta mucho, nunca he comprado ninguno más pero hay colores que me llaman la atención.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.