HAUL & VLOG: Sephora y Mac en Roma... y mi neceser de bolso romano

9/19/2017
Tras una semana y media de estudiar mucho por las mañanas, y por la tarde visitar muchos museos, monumentos e innumerables iglesias..., el domingo pasado llegó el momento del maquillaje romano. En Tritone y en la plaza de España hay dos almacenes Sephora que quitan el sentío, y en la Vía del Babuino encontré la tienda de Mac mejor atendida del mundo.


Dos tiendas que, no nos engañemos, conviene visitar sola.
Primero para no hacer cargar a nadie con tu propia pasión y luego para no escandalizar a nadie con los precios. A mí me parece normal que un rubor cueste treinta y dos euros si Nars lo firma..., pero a mi madre no tiene por qué parecérselo. Por eso, tras la primera visita a Sephora Tritone (donde la pobre pretendía regalarme un múltiple de Nars, pero yo le dije "mamá, que cada palo aguante su vela" porque ya me invita a comida y escapadas romanas cada dos por tres, después de agradecerle y emocionarme con el detalle, claro), cuando llegamos al de la plaza de España le sugería que me esperara sentada en las escalinatas... y me lo agradeció porque llevábamos caminando cuatro horas sin parar.


En mi nuevo vídeo de YouTube podéis ver el paseo que dimos en ese glorioso domingo, con nuestras ponencias para el congreso que comienza hoy casi terminadas. Comenzó en la heladería Fioco di neve  (nos permitimos un helado semanal, aunque eso no aparezca en este vlog porque me alejaba de mi objetivo, continuó en la fontana di Trevi, donde mi madre emocionada me grabó arrojando la moneda y consiguió grabar su primer Stories, y luego... locura y perversión por las sendas del maquillaje.


En Tritone encontré algo maravilloso, que al menos a principios de septiembre no había llegado a Sephora España: coloretes en barrita de la marca de la casa, en clara referencia a los codiciados múltiples de Nars, pero por solo doce euros. Ya sabéis cuánto adoro estos multiusos y cómo me gusta coleccionar clones de la idea original: los de Kiko me decepcionaron, los de Make Up Revolution también, los de Bell aún no los conozco y ansío descubrirlos..., hasta ahora el que más me convence es el de Nyx en el tono Coralicious, pero esta versión de Sephora me ha seducido por completo.


Comenzando por el envase, que más "kawaii" no podía ser. Pero a la monería y la dulzura les acompaña la profesionalidad el tapón cierra con fuerza y seguridad a golpe de "clic". Se declina en varios tonos y seguro que probaré más..., pero mi favorito es Miss Flirty (no os perdáis mi momento "se me lengua la traba" en el vídeo, ¡fui incapaz de pronunciar bien el nombre! Podríamos decir que es un rosa universal, con su punto amelocotonado y chispeante, su sello "copio el Orgasm porque es un valor seguro" pero con un matiz más frío, dulce y escarchado que lo hace único.


El asunto es que salí de Sephora Tritone con esta barrita de color y me puse a pensar: llevo el bolso a rebosar siempre y es porque me empeño en cargar con el neceser de Sisley con todo, es que me siento desnuda si no llevo algo de maquillaje en el bolso..., pero ¿tiene que ser tanto? Mi madre aplaudió mis propósitos minimalistas, y como a Roma solo me había llevado el neceser de las mariposas, entré en el Sephora de la plaza de España buscando un neceser más pequeño, que se ve que no tengo ninguno (modo ironía on).


Encontré por 8,90 euros esta maravilla en tonos pasteles, con un precioso forro azul bebé, que cabe en mis bolsos de bandolera medianos y no pesa.
En él llevo el múltiple, una miniatura de rímel de Sephora, mi labial Dolce vita de Nars el labial líquido mate número cinco Infinite Rose de Sephora, rosa melocotón con matiz metálico y duración infinita que es el de "todo para todos", sirve en cualquier ocasión, aunque no sería yo si no hubiera añadido otro labial de Yves Rocher, el Rouge Aquarelle en tono rojo piruleta... También llevo un iluminador de Becca en tamaño viaje, el Opal que está aún en sala de pruebas, y el lápiz Goof proof de Benefit que no ocupa y es un tesoro para maquillar las cejas.
¿Y base de maquillaje? ¿No llevas base de maquillaje en tu neceser de bolso, Adaldrida...?


Pues he alcanzado una cumbre suprema de sabiduría y he llegado a la conclusión (compartida por el resto de los mortales) de que, si por la mañana me aplico ante el espejo la base Toleriane Teint de La Roche Posay con esponjilla Beauty blender... ¡no necesito volver a cargar con el tubo!
Lo que sí resulta interesante es llevar un buen corrector..., y lo encontré también en Sephora: en el tono sand para corregir rojeces, con el tapón metálico y una textura maravillosa. Ayer lo llevé como único maquillaje y aguantó sin estropear la piel.

En Mac quería probar la nueva textura de sombras de ojos,  "Extra dimension", que me pareció un sueño con tacto de agua que perdura..., y elegí, guiada por un dependiente encantador al que le dije que mi producto fetiche de la casa es (era) la sombra Satin Taupe, un tono idéntico pero mejorado llamado Stolen moment, un topo sedoso y profundo al que dedicaré post en solitario y que se metió cantando en mi neceser.
Ese sí que quiso regalármelo mi madre, costaba veintitrés euros y le dije que sí. Fue nuestro momento robado...

12 comentarios:

  1. No todo van a ser museos¡¡¡¡ además a los museos hay que ir a tono de su belleza, es decir, guapa, guapa, je,je

    ResponderEliminar
  2. Unas compras estupendas. El neceser es precioso y el stick de Sephora, antojable total.
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me enamoró nada más verlo. Lo había en más colores, azul, amarillo..., pero el melocotón fue mi elección ¿por qué será? 😂😂😂

      Eliminar
  3. Muy buenas compras, me gusta mucho el neceser. Besos!

    ResponderEliminar
  4. Quiero leer ese post ya!! Me ha gustado mucho esa vena minimalista, aunque sigo viendo mucha cosa para un neceser de bolso.
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para lo que yo soy, querida..., es el minimalismo puro 😂. Además estoy feliz con él.

      Eliminar
  5. Me encantan las fotos de instagram, sobre todo aquellas en las que sales con tu madre (al veros a las dos juntas te saco mucho más parecido con tu padre ������).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Acabo de subir una en la Piazza Navona.
      He sustituido el Dolce Vita por uno de mis nuevos labiales líquidos mates LIp Cream Stain de Sephora (que compré con Rebeca antes de venir a Roma) porque mi labial Dolce Vita ha finiquitado: estaba al final de su existencia.

      Eliminar
  6. Es ideal el neceser, y como Miss Potingues yo quiero el post sobre esa sombra :)

    ResponderEliminar
  7. Pues me parecen muy buenas compras, especialmente esa Stolen que debe ser maravillosa


    Besos

    ResponderEliminar
  8. El blush to go lo probé y es un poco más "grasiento" de lo que admite mi piel, que está muy loca últimamente, pero el tono es precioso.

    Besotes

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.