Sephora renueva sus coloretes: So euforic, mi nuevo melocotón 🍑

2/27/2019
"Cada loco con su tema", reza el refrán popular, y en terrenos del maquillaje mi tema ha sido siempre el color melocotón.
Aunque a veces juegue a ser otra, a salir de mi zona de confort, y aunque no carezca de otros amores cromáticos: tonos humo para los párpados, color labio y rosas suaves en la boca... Pero mi amor profundo y rotundo, tanto para labios como para mejillas, es el melocotón.


Hacía mucho tiempo que no salía "de cacería" por mis tiendas favoritas en busca del matiz perfecto. Que sí, que siempre creo haberlo encontrado..., pero ahí fuera hay muchas opciones, y la fidelidad es una virtud que reservo para las personas: es demasiado grande e importante para gastarla en las cosas.

Y más cuando, con motivo del 20% de descuento que ofrecieron el pasado fin de semana, descubrí en Sephora la nueva gama (y nuevos envases) de su clásico rubor Colorful.
La oferta se declina en al menos seis tonos, en diferentes acabados y texturas, y en el colorete So euforic encontré ese melocotón puro y con brillo que estaba buscando como complemento del Luster de Nars, más bronceado, y el Peach de L´Oreal, perfecto pero mate.


Se trata de un melocotón alegre, con cierto equilibrio entre los subtonos rosas, naranjas y amarillos aunque en la pastilla de color parece ganar este último, luego en la piel no sobresale tanto. El acabado es adorablemente nacarado, jugoso, brillante pero sin tropezones de purpurina.
El envase no es ninguna tontería: redondo, pequeño y manejable. Todo lo contrario de las cajitas de L´Oreal que tienen los melocotones clásicos más bonitos del mercado pero son tan endebles que en el neceser se acaban rompiendo.


Sephora lo vende a once con noventa y cinco euros (menos de diez con la rebaja), y lo cataloga como un colorete de larga duración.
Y yo puedo dar fe, pues en la imagen acababa de caminar seis kilómetros a paso rápido, con el exceso de "brillo natural" que eso conlleva. Aquí el término brillo es un claro eufemismo, pero es que una dama no suda... ¡resplandece gracias a la vida sana!
El resultado: la base de maquillaje sufrió un poco, pero el halo de color sonrojado, luminoso y deliciosamente melocotón permanecía, sublimado por la caminata, en mis mejillas.

11 comentarios:

  1. Buah, ¡es precioso! Tendría que ver en mi piel que ya sabes que les cuesta a los melocotones, pero de entrada me encanta.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Un tono precioso, quiero ir a cotillear, de Sephora tengo uno muy de ese tono de su anterior fórmula y me gusta mucho. Besos

    ResponderEliminar
  3. Es un tono precioso y como siempre tus palabras enganchan. Eres genial.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Millones de gracias por vuestros comentarios. Gadirroja, juro que pensé en ti, porque hay varios modelos de este colorete cuyos tonos me parecen muy bonitos pero algo subidos para mí, a lo mejor a tu piel le vendrían bien.

    ResponderEliminar
  5. La zona de confort está para eso... Disfrutar :):)
    Te queda estupendo

    ResponderEliminar
  6. Vengo de Primark. Iba por tu iluminador Peachin y me he venido con un montón de calcetines, velas y cachivaches varios, pero sin el iluminador. ¿No tiene mucha purpurina o me engaña mi astigmatismo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sabes que hasta el último momento estuve tentada de hablar también de este iluminador en el Post de hoy? Porque también es fruto de mi búsqueda de melocotones, lo que pasa es que al final vi que la reseña me quedaba demasiado larga y se salía de madre.
      Efectivamente, es un iluminador que tiene micro purpurina: pero no es nada evidente y en ese sentido yo no me parezco a Ratolina, el glitter no me asusta. Te aseguro que no es nada basto, el resultado, se ve aquí:
      https://instagram.com/p/BuQdm-PnQG0/

      Eliminar
  7. Muy bonito Rocío, un color que tambien me gusta mucho tanto para labios, párpados y mejillas.


    Besos

    ResponderEliminar
  8. Anónimo01 marzo, 2019

    Ayyyyy ese brilli brilli

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.