Corrector Shape Tape de Tarte: es real, está pasando (En España)

5/17/2019
El corrector Shape Tape supuso toda una revolución en la esfera de la belleza, hace varias temporadas ya. Y, por supuesto, vino a engrosar mi más recóndita lista de deseos..., pero de una manera virtual, hipotética, porque la firma Tarte sólo se conseguía entonces en Estados Unidos..., y yo soy aún muy mía en esto de comprar por internet al extranjero.

No me digáis que la foto no es gamberra...

Eso ahora se ha concluido: Sephora loves Tarte y yo amo a Sephora por traer a España esta joya del maquillaje que me estaba vedada. Durante el pasado fin de semana estuve en Madrid, y me concedí varios caprichos con bendición materna (con lo que has currado esta temporada, hija... y demás amor de madre).

En primer lugar, lucía un sol radiante y madrileño que me pilló desprevenida, por lo que entré en Brandy Melville  (pocos motivos me hacen falta) y me calcé estas divertidísimas gafas de sol por diez euros. En segundo lugar, arrasé en la caseta de la Editorial Renacimiento, una de mis favoritas, en la magnífica Feria del libro antiguo de Paseo Recoletos...

¡Mío es el mundo!

Pero el plato fuerte lo reservé para mi visita de casi tres horas a Sephora Sol: auténtico antro de perdición con asientos cómodos para que los sufridos acompañantes aguarden y enchufes para cargar el iPhone... y ventanales golosos para retratarse... y un mueble expositor nuevecito de Tarte.
Me tentaron los coloretes y acabaré cayendo con alguno, pero como primera incursión me hice con una máscara de pestañas que alarga hasta el infinito, y con... redoble de tambores... el famoso Shape Tape.


Yo casi no tengo ojeras, pero la vida laboral a veces me crea una insidiosa sombrita alrededor de los ojos, y ademas hoy en día el corrector se utiliza para algo más que tapar, objetivo que el Shape tape cumple a la perfección pero que no es el mío.

Breaking news: me gusta mucho más que el corrector de Too Faced. Comenzando por el envase que se me antoja precioso, ese tapón malva y oro me enamora el alma, no lo puedo evitar. Pero, entrando en motivos más serios, a mí no me reseca para nada la ojera y en cambio no me produce granitos si quiero explorar más allá del contorno de ojos y utilizar el corrector como pseudo base de maquillaje.
Sí, es uno de mis vicios, ya sé que gasto dinero en tonto pero gano en comodidad.


La variedad de tonos es mil veces más amplia en Tarte, yo elegí el Fair pero los había incluso más claros: cuando lo aplico en el resto de mi cara, aporto luego calidez con una pasada leve de polvos Laguna de Nars. Me sirve para iluminar y no marca nada, nada, mis líneas de expresión: me ha nacido un amigo y aliado  de mi maquillaje exprés de miércoles cualquiera.


La máscara Lights, Camera, lashes es preciosa por fuera y por dentro..., pero debo examinarla mucho aún, porque mis pestañas son pobres y difíciles. Eso sí, la primera impresión es de amor y eso es todo un milagro, porque no es un producto que suela arrebatarme así como así: hace falta mucho trabajo, mucho conocimiento mutuo para que yo firme con una máscara de pestañas.


Éste no es de mis looks más logrados, falta color en mejillas y los ojitos se ven tristes, pero quiero prestar atención con él a la piel: sólo he aplicado corrector Shape Tape en puntos estratégicos, y luego trabajé mejillas y aporté un punto de calidez con la paleta Orgasm Infatuation de Nars. ¡Me gusta mucho el aspecto fresco y radiante que deja el famosísimo corrector en mi piel!

10 comentarios:

  1. Nada como una madre que te anime, la mía es muy de ahorrar y más bien me quita las ganas, jajaja.
    No me tienta demasiado este corrector porque mis necesidades en la zona son tan básicas que con algo de medio pelo me apaño.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. A mi tampoco me tienta el corrector, yo uso dos Maybelline y otro de Clarins, que me van estupendamente y mo me complico más la vida.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Tenéis todo el derecho a no estar interesadas, pero que no sea porque no tenéis ojeras. Yo no tengo casi (lo acabo de decir editando de nuevo: manchas, granitos, y ademas iluminación.

    Cada firma ofrece algo distinto por distinto dinero. A mí por ejemplo los correctores de Maybelline no me convencen, Reme.

    ResponderEliminar
  4. Siento mucho no haberte visto este finde, ya te contaré porque telita qué año...

    Dicen que el de Catrice es parecido, a ti que te parece? Por tener tu opinión de consumidora.

    La máscara es tentadora, pero yo soy fan de algunas paletas (sí, las que odia Ratolina por tener forma de piña... a mi me hacen gracia infinita).

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. No me tienta demasiado probar este corrector de momento, ahora mismoestoy utilizando unos que me van muy bien y son mucho más económicos. Besos!

    ResponderEliminar
  6. ¡Pero muñeca! No pensaba que te iba a gustar, fíjate tú. Probé su textura en Sephora, en la mano, me pareció denso y su acabado algo secote, nada que ver con el de Too Faced, que a mi parecer es más ligero y más fácil de trabajar. Actualmente tengo en uso el de Too Faced y el Naked Skin de UD, cuando los acabe, quizá me anime a probar en la ojera Shape Tape y ya decidir si comprarlo o no. La máscara de pestañas parece muy cuca, ¿no? Si es "drama queen pestañón", quizá la pruebe.
    ¡¡Besotes!!

    ResponderEliminar
  7. Yo aún no he probado esta marca.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. El mejor corrector que he probado, por fin lo tengo entre mis manos :) :) Por cierto, las gafas me enloquecen, te quedan fetén !!!

    ResponderEliminar
  9. Hellen, el corrector de Catrice es muy flojito comparado con éste, pero claro, como dice Bea, el precio es otro.

    Rebe, yo pensaba que no me iba a gustar, que iba a ser seco, pero ¡no!

    Anónimo: #metoo 😘

    ResponderEliminar
  10. Yo quiero probarlo por la fama que tiene, tengo que pasar por el stand! Saludos!

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.