Paleta de Alicia en el país de las Maravillas de Urban Decay: revival y posible clon

Yo me quedo en casa y, claro, además de (tele) trabajar, leer, ver series con mis padres, permanecer activa siguiendo tablas de ejercicios que me mandan del gimnasio y ver una tonelada de vídeos de Youtube..., curioseo en el cuarto de baño de mi madre, que antaño fue mi tocador.


Así se ha producido más de un dulce reencuentro, pero el más emotivo ocurrió al descubrir este auténtico tesoro, la paleta de Alicia en el país de las maravillas de Urban Decay, la primera paleta joya que adquirí hace la friolera de diez años.
De hecho, si no recuerdo mal es la que inició toda esta fiebre de paletas especiales (y carísimas) en el mundo de la belleza...


[Modo batallita de la abuela on]
Corría el mes de marzo de 2010, yo estaba en Logroño disfrutando de mis vacaciones de Semana Santa ajena al hecho de que en pocos meses me trasladaría a vivir a La Rioja. Acababa de publicar mi tercer libro de poemas en la editorial Pre-Textos, y me premié por tal evento decisivo en mi carrera poética con esta preciosidad, por la que recuerdo haber pagado unos cuarenta y tantos euros que entonces me parecían una fortuna...
[Modo batallita de la abuela off]



Diez años después, aquí estamos. Haciendo justicia a una paleta cuyas sombras pigmentan como el primer día. Por supuesto he retirado el Primer Potion y el lápiz para no morir de conjuntivitis, pero ha sido pasar un dedo por mis tonos favoritos, ese turquesa soleado, ese oro reluciente, ese verde hierba radiante, ese gris plata majestuoso... y alucinar.


Recordé que la reseña que le hice en su momento fue con ¡fotografías ajenas! Siempre citando fuente, pero hace diez años yo no tenía ni técnica ni conocimientos para subir imágenes a mi propia página web.
Un poco más tarde sí os subí ya un look, bonito porque la sombra Alice (la turquesa) es un azul soleado como para morir de amor y porque mi prima, la misma que me retrató, me había planchado el pelo...

Esta soy yo con 32 añitos en vez de 42. Duro, ¿eh?

Pero yo sentía que estaba en deuda con esta paleta. Le debo una crónica con swatches de verdad y dos o tres maquillajes de los que sé hacer ahora, que no soy ninguna experta pero algo he aprendido. Así que vamos allá:


La paleta ofrece dieciséis sombras y todas brillantes menos un negro y un marrón básicos, que aun teniendo base mate están recubiertas de fino glitter. Normalmente son sólidas pero ya entonces había lo que ahora se llama sombras top, como Midnight Tea Party (en la yema del dedo anular), un festival de purpurina color maquillaje, una sombra absolutamente glittérica (toma neologismo).

He fotografiado en primer lugar mis tres favoritas: Alice (dedo índice, turquesa radiante y soleado, textura satinada); Oraculum (dedo corazón, un espectacular tono ámbar de acabado metálico), y Absolem (dedo meñique, verde hierba alegre y metalizada, un festival de sombra).


Veis aquí la transferencia, así como la de otros colores de la paleta igual de sublimes: Queen, que se sitúa al lado de Oraculum y es un magenta violáceo y plateado, una de las primeras sombras con tornasol que tuve; y Vorpal y Mushroom, que siendo el plata y el topo de la paleta entenderéis que fueron los colores más usados por mí en aquella época.

Fuente de la parte izquierda del montaje: Trendencias

¿A qué se parece Alicia en el país de las maravillas? Yo lo tengo muy claro; a la edición especial que hizo la misma firma de Juegos de trono hace un año: es el mismo concepto de paleta para coleccionistas, ambas vieron la luz tras la emisión de una serie o película de culto, y las texturas y colores se parecen muchísimo.
Mañana, si querés, publicaré dos o tres looks con mi nuevo juguete de cuarentena,

11 comentarios:

  1. La paleta sigue siendo maravillosa y tú te conservas igual, solo que el pelo lacio es muy favorecedor y tenías un color dorado de pelo muy bonito. Has superado el 10 year challenge con nota.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando acabe todo esto voy a ir a la peluquería a “ponerme de rubia dorada”, le tengo unas ganas locas.
      Sois encantadoras en vuestros comentarios, muchas gracias.

      Eliminar
  2. Qué maravilla de paleta!! El tono hierba me encanta y tu flequillo 2010 también!! Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Maravillosa paleta y tú guapísima! Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Me gustan estos rescates. En cuanto a la comparativa de paletas, puede que se den un aire, no te digo que no, pero no las veo tan similares de primeras.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que la de juego de tronos no tiene el turquesa ni el verde que me gustan, en ese sentido sale perdiendo y en cambio posee esas cuatro sombras redondas tornasoladas que son como mantequilla. Pero la idea de paleta espectacular y colores vivos la comparten.

      Eliminar
  5. Es preciosa, la paleta. Curiosamente, yo también ando estos días pensando en rescatar alguna joya "vintage" de mi colección. Deseando verte de rubia dorada de nuevo :)
    Un besito, guapa.

    ResponderEliminar
  6. woww neceisto esa paleta. Q ideal!

    ResponderEliminar
  7. Es preciosa la paleta y me alegra mucho que te premiaras con esta paleta por la publicación de "Mirar el fuego" con editorial Pre-Textos y como soy la maquetadora de sus libros desde hace muchos años ¡yo lo maquetar! Casualidades de la vida!!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente, la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida. Quién iba a decirme que la bloguera a la que yo solía leer Y ella leer mi blog era la maquetadora que había montado mi libro de Pre-Textos...

      Eliminar
  8. Que fuerte la cantidad de maquillaje que compramos simplemente por el placer de tenerlo y luego lo olvidamos..., yo creo que seríamos más felices comprando únicamente cuando necesitamos las cosas, ¿no crees?

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.