Domingo ahumado

Para beber a sorbos la noche de un domingo que no termina en lunes, propongo saborear una buena piña colada, mientras se paladea en directo una música grandiosa. Y para acudir a un pub donde sirven la mejor piña colada que he tomado jamás fuera de Puerto Rico, una cafetería que ha tenido el ojo de contratar a un grupo como los Walkman, propongo un ojo ahumado, brillante y chic. Un "Smokey glow" en la línea más elegante de la puertorriqueña Jennifer Lopez, que por cierto dio nombre a un perfume llamado Glow que huele a limpio y a polvos de talco, una maravilla.
Para conseguir este ahumado brillante y ligero son necesarios tres ingredientes principales: paciencia, arte y dinero en el bolsillo...
¡Ah, no, no era eso...! En serio, la clave del look está en dos sombras de ojos muy especiales, una en crema y otra en polvo. La sombra en crema podéis encontrarla en cualquiera de los almacenes Sephora y es la Acqua Cream de Make up For Ever en el tono 2: un gris acero plateado y nocturno que me tiene enamorada, porque recuerda muchísimo a la histórica sombra Diamond lil de Stila o a la Smoke and Diamonds de Mac, ambas muy difíciles de encontrar en estos momentos y estas latitudes. La Acqua cream se aplica sin contención, con el dedo índice, por todo el párpado móvil y por el pliegue del ojo, hasta cubrir por completo la zona de la "banana". Este producto es de larguísima duracción.
Acto seguido conseguiremos el punto brillante del look, aplicando con el pincel de Marta del Mercadona la sombra Cloud de Stila a ras de pestañas y en el lagrimal. Soy consciente de que esta sombra sólo se puede conseguir ya en América o comprando en internet, por lo que os explico que también funcionan en este look el tono Electra de Mac bien difuminado, o la mítica sombra Erika de Lancôme.
El tercer ingrediente-milagro es una máscara de pestañas de la que os he hablado ya alguna vez: Lashmanía de Essence. Por menos de cuatro euros tenemos pestañas negras, marcadas, tupidas y larguísimas. No hace grumos, no se descascarilla, no cae porque, sencillamente, no pesa en la pestaña. Tras dos pasadas, enmarqué de negro el ojo, uniendo ambas líneas en el lagrimal, e iluminé el arco de la ceja con el jumbo Milk de Nyx.
El labio que mejor le sienta al dramatismo de este ojo sería un labio "batido de fresa", que se logra rellenando la boca con el lápiz de larga duración Sweet Cherry de Essence y cubriéndola con un gloss cremoso y pálido, como el Underage de Mac.
Pero, teniendo en cuenta que iba vestida de negro y rojo, me atreví con el eléctrico labial Heatwave de Nars: se veía mate, rojísismo y muy cómodo en el labio.
El perfume ideal para la noche es, sin dudar un momento, A la nuit de Serge Lutens: una auténtica obra de arte. El jazmín más intenso y delicado, arropado por un fondo de miel y almizcle. Una auténtica locura soñada y deseada mil veces...
... Pero no conseguida aún. A la nuit se me sale claramente del presupuesto, y mientras llega una ocasión propicia para comprarlo (no sé, el fin del mundo quizás), me consuelo con el spray corporal de jazmín de Korres. Si no es tan esplendoroso como el perfume, tiene un punto de olor a limpio que me llena de serenidad sin arrebatarme el placer de un aroma sofisticado.
Tres armas de mujer irresistibles: smokey glow, boca ardorosa, perfume de jazmín... ¡y que la fuerza te acompañe!

6 comentarios:

  1. QUé precioso es ese tono de Mufe!! Te queda divino, y tus labios en rosa es que me encantan...se ven tan jugosos!! Tienes mail, primor. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, has sacado a pasear todas tus armas de mujer :-) Me encantan las sombras que has utilizado. Te diré que cuando he visto el color de la de MUFE he pensado que me recordaba muchísimo a la Skinny Jeans de Benefit, que comparan con la Smoke & Diamonds de MAC y que también es sombra en crema. Me encanta esa descripción de "labio batido de fresa" que ya te he leído en otra ocasión y que me parece muy descriptiva, valga la redundancia, aunque el rojo es otro de mis favoritos y ese queda especialmente bien. Por último, me han entrado ganas de oler ese perfume de Serge Lutens, pero estoy por no hacerlo, no vaya a ser que me guste... Aunque no comer un mes para comprarme un perfume sería una excusa perfecta para hacer dieta, jaja. Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado precioso y me ha encantado que hayas optado por unos labios rojos :)
    Las Aqua Cream de MUFE llevan una eternidad en mi wishlist, pero las he probado y no me terminan de convencer. Aún así, me resisto a sacarlas de la lista, jajaja...

    Curiosamente, este fin de semana estuve cantando en un baretillo y, para la ocasión, me ahumé los ojos en un color grafito, acompañándolos de unos labios cereza oscuro. Habrá a quien le parezca recargado, pero a mí me encantó... ¡Y recibí muchos cumplidos, así que no debió de estar tan mal!
    Es una pena que no tuviera tiempo de sacar fotos...

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Gracias, Naoko!
    Gadi de mis amores, ya te contesté.
    Adriana: lo cierto es que, como textura, tampoco me convencen los acua cream y no me compraré ninguno más: lo bueno que tienen es que no se mueven del párpado, pero son grumosos y difíciles de trabajar porque secan en un segundo. Pero es que el nº2 es precioooooso, adoro esos grises humo, lo que me lleva a ser curiosa y preguntarte: ¿de qué marca es tu sombra grafito?
    Un beso a las tres.

    ResponderEliminar
  5. Estupendo resultado y mejor elección de labial. Seguro que te favorece muchísimo el rojo.

    Me ha hecho gracia lo del jazmín porque mi mejor amiga es muy aficionada a ese aroma. A ella le chifla el de jazmín de L´Occitane. ¿Lo has probado?.

    ResponderEliminar
  6. Perdón, no había visto que habías contestado :)

    En concreto, la sombra (en realidad es un pigmento) que usé el otro día es de una marca polaca que se llama VIPERA. No he encontrado mucha información acerca de ella en internet, de hecho, no sé ni cómo es que la venden aquí, es un poco raro.
    El color se aleja un poco del gris, es casi negra, pero tampoco. ¡Me encanta!
    Tengo que hacer una entrada con mis pigmentos de esa marca, a ver si logro que los colores reales queden reflejados en las fotos.

    Por cierto, que las razones por las que no te terminan de convencer los Aqua Cream son también las mías. No creo que peque con ellos, la verdad...

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.