Consejos paternalistas, empoderamiento femenino y el "rouge" de Julianne Moore

6/12/2015
En esta vida es imprescindible que te corrijan a veces, cuando "toca". Yo tengo a mi alrededor una docena de personas que siempre me dicen la verdad: mis padres, que porque me quieren mucho me exigen aún más; mi confesor, que tampoco se queda callado, mis amigos poetas cuando les pido que me corrijan un nuevo libro... y una serie de anónimos que con mejor o peor intención, con mayor o menor acierto, me aconsejan.

A raíz del último, que "por mi bien" me  aconsejaba cambiar de zapatos, bolsos y lencería, y a raíz de la respuesta que obtuvo de otros lectores del blog, he estado reflexionando acerca del paternalismo más o menos bienintencionado. Muchos de estos comentarios me han hecho bien, otros me han resbalado y algunos me incomodan: ¿soy rara? Ahora veo que no. Publicarlos los publico, porque no llegan a insultar y porque no me gusta la censura, pero respondo como creo conveniente.

El look Blancanieves
Rojos puros de L'Oreal París tono Julianne Moore

Y ahora recuerdo un anonimo maternal que me dijo  (porque yo le di pie, vamos a ser sinceros), que los tonos rojos en la boca me daban un aspecto de niña disfrazada muy raro. Y yo guardé en el cajón de mi tocador el Rojo Puro Julianne Moore a pesar de lo mucho que me chiflaba su color rojo neón, alegre y con un punto rosado.
Bueno, pues se acabó. Con el buen tiempo he cambiado de idea: adoro el rouge, me da vida y me  hace sentir poderosa, con ese poder que nace de la luz y la alegría.

En este nuevo look Blancanieves (con fondo de árboles como de cuento) no he usado casi colorete, una pizca de polvos de chocolate de Bourjois, he manchado el párpado con una sombra color melocotón brillante de Wet'n wild  "y nada más "... y he cedido todo el protagonismo a este rouge mate pero sedoso, frío pero dulce a la vez, con un punto frambuesa que le da aspecto de golosina vintage.
Me aguantó media hora de elíptica  a nivel seis (había desmaquillado todo el rostro menos los labios, pues quería hacer la prueba), y la monitora que entró cuando yo terminaba me dijo de forma espontánea: ¡qué guapa!
Eso fue ayer, y desde entonces otras dos personas me han dicho que les gusta cómo me queda. Pero sobre todo, le gusta a la persona con la que tengo que dormir cada noche: ¡yo misma!

20 comentarios:

  1. Pues sí, la clave está en las dos últimas palabras del post. Menos vernos reflejadas desde las palabras de los demás, y más construirnos desde nosotras mismas ;)
    BESOS!!

    ResponderEliminar
  2. Bravo por ti!!
    Eres tú la que decide qué quiere o no vestir y llevar en su piel.
    Para mi, que soy ultra fan de los rojos, estás preciosa con ese tono de labios, y todos los que sean estilo Blancanieves. Te pegan mucho, y yo no te veo disfrazada por ninguna parte, así que fuera esa idea.

    Un rojo de labios siempre te hará sentir poderosa. Si no es así, algo falla.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Me alegro que te preocupe de que solo te guste a ti, no hagas ni caso a la demás gente..Mientras tu estés contenta es lo que importa y te aseguro que te queda precioso el rojo en los labios!
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta como te queda. Estas muy guapa!!!

    ResponderEliminar
  5. Sabes? me gusta tu reflexión porque desde hace unos dos años, me ha tocado ocupar un puesto de responsabilidad, expuesta a la opinión de muchas personas, y mi inseguridad hace que cada pequeña crítica se convierta en un mundo y que me desgaste intentando ser una persona que guste a todos. Las últimas críticas que he recibido son tan injustas que he decidido cambiar de estrategia ante la vida. Ahora voy a intentar pisar fuerte, ser yo misma, tomar mis decisiones y actuar sin miedo, con la cabeza muy alta y más amor propio, porque haga lo que haga, me van a criticar igual. Es muy duro comprobar cómo cualquier persona puede abrir la boca, decir cualquier estupidez, por falsa que sea, y con ello... "difama, que algo queda". Pues es así.
    Eso que te dijeron a ti, Rocío, la verdad es que no está dicho ni con cariño, ni con un afán constructivo. Si alguien te quiere y ha de corregirte, no lo hace con esa expresión ni desde luego en un blog para que lo lea todo el mundo. Bastante haces mostrando una parte de ti, eres valiente, te expones públicamente y deseas que todos disfrutemos. Es muy generoso por tu parte, y un anónimo, mucho más cobarde, se limita a soltar su perlita. Que te sirva para dar un taconazo en el suelo y decir "¡va por ti!". Toma rojo ¡dí que sí!
    Además es que estás preciosa. Yo también me he puesto un rojazo hoy. Hay que atreverse, y los anónimos que ven niñas raras... tendrán que hacérselo mirar, eh!!! jaja
    Historias del Metro -Ana

    ResponderEliminar
  6. En esa foto estás absolutamente ESPECTACULAR. Llevo mucho tiempo leyendo este blog y siendo sincera, el labial rojo con el que te he encontrado más guapa fue el Lady Danger. A lo mejor, precisamente por el punto cálido anaranjado que te queda siempre tan bien.

    ResponderEliminar
  7. Hola bonita.Estás muy favorecida con tus rojos labiales la verdad tus labios son para vestir los tan jugosamente como haces y les sacas mucho partido pues son muy bonitos.Tu piel igualmente es envidiable y eso es genética viva y estupenda!.Lo que te dijo aquel ANÓNIMO OFENSIVO de los "consejos" a cucharones fué un golpe bajo sin ningún pudor ni animo de bienintencionamiento pues entrar aquí para chincharte es despreciable y vulgar.Eres una persona optimista y llena de color luce como tu gustes como tu quieras y COMO TE DE LA REAL GANA y que nadie trate de echar abajo esa luz que generas con tanto aplomo.Feliz finde!

    ResponderEliminar
  8. Millones de gracias por vuestros comentarios. Pisar fuerte no quiere decir no pedir perdón, aviada estaría si no lo hiciera, o que no me puedan decir nada, pero prefiero saber el nombre de la persona que me lo diga.
    Y tengo también muy olvidado el Lady danger, voy a dedicarle otro look.

    ResponderEliminar
  9. Sobre gustos nunca hay unanimidad, lo que a alguien le encanta a otro le puede horrorizar. El problema es que todo el mundo opina y entiende de todo creyéndose estar en posesión de la razón absoluta. Lo importante es que te guste a ti y que seas feliz con tu elección, ya que como te digo, siempre habrá alguien a quien no le guste. Besos y enhorabuena porque llevas fantásticamente bien la dieta y el ejercicio. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Llamadme ingenua pero cuando leí el comentario infame pensé en esas prendas que utilizaban nuestras madres para moldear y realzar la figura. Cuando se pierden peso (tras un embarazo, por ejemplo) se recomiendan durante un tiempo para recolocar las zonas más afectadas. Personalmente, a mí no me gustan y creo que uno de los símbolos de "liberación" de la mujer actual es habernos librado de esas prendas. Sin embargo, hay personas que siguen defendiendo su uso, como mi propia madre.

    ResponderEliminar
  11. Una vez, de pequeña, mi madre me largó una reprimenda por algo incorrecto. Me dijo: "No lo hagas más, por tu bien" y le contesté: "Lo haré otra vez por mi mal". Pues eso. Besos.

    ResponderEliminar
  12. No hace falta insultar para ser insultante. Si te sentó tan mal lo que te dije de que el rojo no te iba, hasta el punto de renunciar a lucir un producto que compraste con ilusión, lo siento sinceramente. De verdad que no se me pasó por la cabeza que una persona que ni te va ni te viene fuera a ejercer tan poderosa influencia sobre una mujer adulta y autónoma. Lo digo sin sorna. Que conste que yo no me he metido en groserías de juzgar lencerías o complementos.

    Tan peligroso es el que insulta o mina la autoestima de los demás gratuitamente como el corifeo que nos prodiga incienso y zalamerías.

    Lo que te queda bien o mal, lo sabes tú mejor que nadie. Yo sigo pensando lo mismo y no voy a entrar en más historias, me guardo mis pensamientos para mí y ya está y, desde luego, me borro de la lista de lectores de tu blog y aquí paz y después, gloria.

    Y, por favor, no caigamos en la simpleza de decir que los anónimos son troles o cobardes. Si me llamo Juan o Manuela, poco importa y si no tengo un blog o una cuenta google, no es asunto de nadie.

    Con Dios.

    ResponderEliminar
  13. Rocío, te sigo desde hace un tiempo pero no suelo comentar. Me he enterado de esta historia un poco de casualidad. Creo que tu anónimo paternalista (según tú) no ha empleado un tono acusatorio ni vejatorio al expresar una opinión y avanzar un consejo (que bajo mi punto de vista no peca de mala intención).
    Debes entender que cuando publicas expones tu vida, tus logros y tus fracasos, tus fobias y tus filias (como diría Páez) y con ello atraes un sinfín de opiniones y comentarios que no siempre serán de tu agrado.
    Por experiencia te diré que cuando he recibido un comentario que me ha hecho replantearme alguna certeza nunca me ha parecido que tiraban con bala (ese tipo se reconoce desde lejos y yo no lo veo aquí). Algunos de los looks con los que tan bien nos sentimos y que nos hacen pisar con ganas el asfalto de buena mañana, bajo la óptica adecuada pueden resultar anodinos o poco afortunados. La visión del que está fuera y se apresta a ser objetivo (el narrador extradiegético de nuestras vidas....pues eso es el ojo crítico de los demás...) nos coloca más cerca del éxito. Y no siempre es preciso hacer caso de una recomendación. Creo que a ti te ha servido para reafirmarte. A lo mejor en unas semanas te replanteas la otra parte de los comentarios y dejan de parecerte una injerencia desafortunada para convertirse en un espejo crítico.
    Espero no haberte ofendido. Sinceramente.

    ResponderEliminar
  14. Tu comentario me parece muy acertado, y eso que quiero puntualizar tambien al anonimo que ni he hablado de insultos ni he utilizado la palabra troll. No he escrito el post ofendida sino un poco incomodada. Y nunca he dicho que el anonimo del rouge sea el mismo que el de la lenceria...
    Perdonad la ausencia de tildes.

    ResponderEliminar
  15. Pues yo si no entiendo mal, Anónimo del 13 de junio, es la misma persona que dices que puso en su comentario que el rojo te daba aspecto de niña disfrazada. Por tanto nadie piensa que "el anónimo del rouge", sea el mismo que "el anónimo de lencería" ah! y totalmente de acuerdo con el comentario de gelines .

    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Hola.Pienso que no siempre van a regalarnos los oídos o dorarnos la pildora para hacernos sentir bien. Tampoco lo contrario y si tener tacto para no molestar a nadie.Hay que aceptar que las críticas están ahí igual que los halagos,es el ying y el yang.Todo lo bueno tiene algo malo y todo lo malo tiene algo bueno........
    También es triste que alguien deje de seguir tu blog por estas cuestiones.......

    ResponderEliminar
  17. Si no me falla la memoria, te habías comprado una paleta de W7 y no habías hecho la reseña ¿verdad? A ver si puedes colgarla (si la tienes en la recámara) porque estoy muy indecisa con esas sombras ¿Vienes a Sevilla a algún tribunal en junio?

    ResponderEliminar
  18. No se trata de que te doren el oido, yo no escribo un blog para eso.
    Se trata de que en mi blog yo publico lo que quiero, otros escriben lo que quieren y no estoy obligada a que me gusten todos los comentarios, por lo que puedo responder como quiera y en este post consigno que con el rouge habia respondido mal, pues habia dejado de usarlo.

    Respecto a la lenceria, la nombre porque me parece un ejemplo de consejo demasiado personal, como lo de si controlo o no mi vida.
    Anonimos hay en este blog y la verdad prefiero oir y hablar a nombres concretos pero eso es mania personal
    Y los halagos me molestan tanto como los insultos porque da corte.

    No me gusto la paleta de W7 y la regale, lo contare en un post de terninados.
    Perdonad las tildes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para ti la perra gorda, Rocío.

      Eliminar
  19. Hola Rocío
    Te sigo desde la sombra hace ya algún que otro año y aunque no coincido contigo en según que cosas, siempre me ha parecido que te dedicas a este blog con entrega y elegancia. Yo soy otro anónimo alguien gris que solo quiere decirte que estas muy guapa con el labial con este y muchos otros, pero sabes? Yo pienso que el color mas bonito que puede lucir una es el de la seguridad en si misma.
    Felicidades por tu blog.
    Un saludo desde Sevilla

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.