Reciclando maquillaje en Maestu: un post de makimarujeo

8/06/2018
Estoy ya inmersa en las felices vacaciones, en la mágica montaña alavesa, y en esta ocasión en muy buena compañía:


¡Sí! Mi mejor amiga, Merl, está compartiendo conmigo unos días de cuento de hadas.
Y uno de nuestros rituales es hacernos los "regalos de cumpleaños", pues aunque estemos contínuamente enlazadas gracias a WhatsApp y al teléfono (son épicos nuestros "cafés telefónicos", a mil kilómetros de distancia pero unidas por una conversación interminable, la mágica tarifa plana y una taza de café), a veces físicamente sólo tenemos una cita anual.


Así que ella me ha regalado un vistoso collar de la firma Koko, que podéis ver en esta fotografía, apto para alegrar mis vestidos lisos de un solo color..., y yo le sorprendí con un Funko, una figura de vinilo que representa a Aragorn, de El señor de los Anillos, una devoción compartida. Como también adquirí uno para mí os hablaré de él (y del resto de mis funkos), en otra reseña.


Hoy describiré una serie de productos de maquillaje reciclados con los que sorprendí a mi amiga, que tímidamente me había dicho: necesito un colorete melocotón. Me encanta surtir de color a las personas que quiero, ésas que me miran como pensando "¿ya has comprado otra barra de labios?", para luego decir: ¿no tendrás un labial rojo que te sobre?
Y eso que en Maestu practicamos la filosofía #yosinmás, y nos vemos súper guapas:



Vamos al lío, como dice una blogger de referencia: preparé un neceser de la edición veraniega de Essence en el año pasado, ésos con un plátano y el mensaje "livin la vida banana" impreso en el frontal. Y lo primero que tiré dentro es el ejemplar de colorete Peach de L´Oreal que tenía de repuesto, por lo que es producto nuevo y no probado.


Después de los rubores de Nars, sabéis que éste es mi colorete favorito por la luz que aporta al rostro incluso siendo mate. Y sienta igual de bien a una piel nívea y a una tez olivácea, ése es su secreto y el milagro de esta magnífica pastilla de color. También incluí un melocotón más brillante, el Coup de foudre de Bourjois, para que pudiera jugar con varios acabados.


Con pena me he deshecho de la paleta de sombras Lingerie de Nyx. Ésta sí que está bastante tocadita, porque la he usado mucho... pero con una particularidad:  sólo utilizo  dos sombras, las que corresponden al labial Embellishment y al Exotic de la misma firma. Mi amiga se perece por los tonos mates y es muchísimo más austera que yo, por lo que pensé que este conjunto de tonos neutros y otoñales podría darle la vida.


Y llegamos a los labiales: ella es fan de los rojos profundos por lo que pensé en renunciar al precioso Unicorn´s blood de Jeffree Star. Es mate y un poco seco para mí, pero justo es la textura y tonalidad perfectas para ella. Un rojo sangre, sin pizca de brillo, embrujador y muy elegante.


Por último, otro labial mate, esta vez líquido y de Kat Von D. No pienso realizar ni una sola compra más a esta diseñadora, cuyo rollo es más bien oscuro, que juega con el satanismo y la religión, algo sagrado para mí, y encima se permite dudar de la eficacia de las vacunas, sabiendo que le sigue una multitud y que con la salud no se juega.

La cara de ilusión de mi amiga abriendo paquetes, como en una noche de Reyes veraniega, no tiene precio..., ni se me olvidará con facilidad.

15 comentarios:

  1. Me dan envidia las fotos pero sobre todo me da envidia vuestra amistad, una amistad mantenida así a lo largo del tiempo.
    M.

    ResponderEliminar
  2. Qh, ¡qué pena! Es el labial de Kat Von D que te regalé...😭😭

    Por lo demás, estáis guapísimas en las fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo puedes pensar eso, es el Beloved que compré yo para una graduación, no es el tuyo

      Eliminar
    2. Ay...¡qué susto! Yo creía que habías dejado de quererme... Vuelvo a ser felí 😁🌞

      Eliminar
  3. Estoy disfrutando mucho con vuestras stories, me alegra que lo paséis tan bien.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, a veces me da miedo rallar al personal

      Eliminar
  4. Ya he visto que lo estáis pasando genial, menudas dota as. El collar que te regaló tu amiga me encanta y la filosofía #yosinmas, también.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. La filosofía yo sin más ¿es ir sin maquillaje? ¿Qué fundamentos tiene?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja es un #hastag que le vi a Ratolina cuando hizo un reto de “una Semana Santa n maquillaje”, la idea es verse bien con y sin, maquillarse por diversión pero no por dependencia.

      Eliminar
    2. Me parece genial esa filosofía!!!!

      Eliminar
  6. A mi me pasa lo mismo que a ti y es que compramos tanto maquillaje que me gusta regalarle a mi mamá luego cosas que no he estrenado o que después de probarlo no me ha convencido.
    Lo agradecen muchísimo, ¿verdad?... y yo también me siento feliz de que se aproveche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, y a ellas les encanta...

      Eliminar
  7. Se os ve genial a las dos en la mágica montaña alavesa como tú dices. Yo tengo amigos de Maeztu y realmente es un sitio de cuento. No sabía esas cosas de Kat Von D.: me parece lamentable que se dedique a hacer ese tipo de declaraciones. No he probado nada suyo y creo que ya no voy a hacerlo.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.