Paleta y labial Backtalk: lo que compré en el Friends and fanatics de Urban Decay

Friends and fanatics es un evento ya icónico, una fecha marcada en el calendario de toda potinguera de pro, en el que la firma Urban Decay realiza descuentos del 20% en su página web. Este hecho paranormal sólo se repite un par de ocasiones al año, y en los pasados veintidós y veintitrés de septiembre volvió a ocurrir.


Yo nunca había hecho un pedido a Urban Decay: por un lado me cuesta comprar on line, y por otro soy bastante lega en la marca: solo poseo en realidad la paletita Petite Heat y tuve su famosísimo Primer Potion, además de un par de paletas de colección que acabé regalando porque de aquella no las utilizaba. Tengo una base de maquillaje en polvo que me tapona los poros, y una barra de labios de color desnudo efecto muerta que me regalaron y acabé regalando con el beneplácito de la autora del presente...
Y eso es todo.


Pero me apetecía mucho conseguir la barra de labios más mítica de la firma, Backtalk de la gama Confort matte de los Vice Lipsticks. Un rosado neutro con marcado matiz mauve que, desde que leí una reseña en el blog de Mareas, me tenía obnubilada. 
Justo de cara al descuento, tanto Dirty closet como Ratolina hicieron vídeos con sus favoritos de la marca y me enteré de la existencia de la paleta Backtalk, una edición limitada que no llegaría a tiendas y que recrea el tono de la barra de labios acompañándolo con sombras de ojos, iluminadores y coloretes a juego.
Ésos dos eran los objetos de mi lista de deseos para el gran día.


Habría gente esperando a las veinticuatro horas del día anterior para hacer clic en sus sueños virtuales, pero yo tengo más vida que ésta, Laus Deo, por lo que entré en la página web a las doce del mediodía del veintidós, y el labial estaba ya agotado. 
Donut Worry: unos días después lo conseguí en Sephora a su precio normal, diecinueve euros, y no me arrepiento ni un poquito, pues esa barra de labios es oro fino.
Según la apliques puede ser lo más dulce del mundo o un color ya algo guerrero quizás por su textura aterciopelada. Va en la línea de los tonos labio: Syrup de Mac, Dolce vita de Nars..., pero sin matices castaños de este último y en un acabado mate cremoso que aporta duración, misterio y elegancia. 


La paleta, con uno de sus míticos lápices 24/7 en miniatura de regalo, me llegó el pasado jueves y si no fuera algo tan material diría que ha venido para hacerme feliz.  O sí, me atrevo a decirlo por la parte de creatividad que despierta en mí: fundir colores preciosos en mi cara me hace sonreír y sentirme guapa, y eso siempre me conduce a querer hacer felices a los que me rodean.
La conseguí por treinta y nueve euros, diez menos que su precio habitual, y teniendo en cuenta que es una paleta doble me parece un precio sensacional. Tiene un espejo imantado en el medio, que se puede retirar, y entonces, de un lado hay ocho sombras de ojos que tengo que investigar más a fondo, y del otro, un colorete durazno intenso que no está nada mal y...


Los dos iluminadores y el rubor frío más bonitos, especiales, espectaculares que haya visto yo en estos diez años de vida potinguera activa. De veras, sólo por estas tres pastillas merece la pena la paleta, y ojo que no ando diciendo que las sombras sean malas. Yo no soy profesional y a mí me han pigmentado más que bien.
Pero es que esos iluminadores, Low Key (más amelocotonado) y Party foul (más champán), son crema pura, seda pura. Dígalo si no mi torpeza, que rocé levente el pan con mi uña y quedó marcada: la textura es magia y delicadeza. Y desprenden una luz duradera y exenta de partículas brillantes.


Pero, sin duda,el protagonista de la paleta es el rubor Cheap shot. Podría llamarse directamente Backtalk, es el clon perfecto de la barra de labios hecho colorete, el reflejo idéntico en las mejillas de lo que vas a colocar en tus labios. Un tono rosa malva, dulce y muy femenino, y de fondo mate pero con alguna partícula que lo hace jugoso. Queda extrañamente natural en los pómulos, se funde en la piel y se difumina de vicio con otra brocha de mejillas limpia.


Labial y la paleta encajan a la perfección con mi nuevo pelo. Los párpados van muy suaves, pero sí deseo destacar la sombra que le da nombre: Backtalk, un tono mate y mauve perfecto para una transición poderosa aunque dulce. La extendí por la cuenca con un pincel dúo fibra de Real Techniques.
Atención al iluminador Party foul porque deja un halo sobrenatural en la tez. Lo apliqué en las zonas altas del pómulo, punta de la nariz y lagrimal. Aporta brillo húmedo y luz a raudales. Y las mejillas, a juego con los labios, brillan con una luz malva y mate que ha venido para gobernar mi tocador.

16 comentarios:

  1. No conocía yo este evento, y es que no tengo nada de urban decay. Siempre me he resistido a la alta gama, básicamente porque los precios son excesivos, y la excepción en mi caso es la paleta blood sugar de jeffrey star, y porque me encapriché mucho y la conseguí a 37 euros frente a sus 52 habituales. Y es cierto que usando sombras de más calidad notas la diferencia con, por ejemplo sleek, por decir una marca. Pero ahí es donde una tiene que decidir qué le compensa y hasta dónde le parece un precio adecuado. Añadir que tu política de predominio (o ligero predominio, es mi impresión) de alta gama pero con moderación y sin acumulación de productos me parece bastante sensata.
    El labial te queda preciosísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Millones de gracias por tus palabras, aunque las que nos dedicamos a esto tendemos a la acumulación. Hay quien dice que es coleccionismo, hay quien dice que su trabajo (en mi caso no, es sólo un hobby y una pasión), pero acumular, acumulamos. Es verdad que siempre puedes desquitarte regalando a los demás, y yo lo hago.

      Eliminar
  2. A mí esa paleta no me dice nada, pero sí está muy en la línea de lo que tú usas, así que disfrútala.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. La paleta me gusta, pero el labial es amor total. Y sí, efectivamente van genial ambos con tu nuevo look.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Bea y Gadi: Ya sé que a las amantes del color “de verdad” esta paleta les dejará un poco frías, pero yo llevaba años con la espinita de la Naked 3 que al final no compré, y ésta tiene esos colores más dos iluminadores y dos coloretes magníficos.
    De todas formas pienso también que el labial es lo mejor de mi compra, me fascina.

    ResponderEliminar
  5. A mi me ha gustado mucho tus compras!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me encantan tus compras. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Me parece que para lo que es Urban Decay y siendo paleta doble el precio con descuento es competitivo. La paleta es semejante a otras que han salido en esos tonos, pero si tienes varias low cost, tener esta es permisible con esos coloretes, que creo que es lo que más revaloriza la paleta. Y sin duda, con ese pelo te quedan esos colores que ni pintados.

    En lo que no estoy de acuerdo es que sea una paleta tan "neutral", creo que tiene muchas posibilidades si estas dispuesta a cargar el look de color y eso, en otoño, con esos tonos, es más que permisible.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, neutra no es, no sé si he dicho yo eso pero no lo pienso. No puede ser neutral cuando está cargada hacia el Malva, pero esa inclinación a mi me fascina. Y por cierto, la sombra estrenar que es marrón cobrizo me está haciendo el look todos los días, me encanta.

      Eliminar
  8. La paleta es un partidazo y gracias por comparar el labial con otros tonos para que me haga la idea : )

    ResponderEliminar
  9. A mí UD no me funciona. Tengo la base y el corrector Naked y me marcan arrugas existentes e imaginarias. Un desastre. En cuanto a los labiales, compré con muchas expectativas un duo de barra y perfilador en el tono Bad Blood y no me gusta nada la fórmula, sinceramente. Esos colores te quedan preciosos y me encanta tu nuevo pelo. Un acierto absoluto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí sus bases y correctores no me gustan, pero cada marca tiene algo bueno. En este caso, de UD me gustan sus paletas y barras de labios.

      Eliminar
  10. Ese labial te siente bien, la combinación perfecta de frío y cálido. Mu' guapa. Bss

    ResponderEliminar
  11. Que bonito parece el labial, ¿trasfiere?
    (Es algo que tengo que tener siempre en cuenta desde que llevo brackets.)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un labial líquido mate matísimo pero no emigra ni se escurre, creo que podrías usarlo...
      Un abrazo.

      Eliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.