La colección de los unicornios 🦄 de You are the Princess (Primor): Lo que sí y lo que no

En ocasiones, veo unicornios 🦄
Se han puesto de moda, han tomado el relevo de las sirenas. Reconozco que del universo sirena lo que me tentaba era la gama cromática: turquesa, verde mar, azul piscina... Pero, como ser mitológico, prefiero el unicornio. Lo explico aquí, no voy a extenderme.


El problema es que se estilan, pero en versión infantiloide y místerwonderfulera. No tengo nada en contra de Mr Wonderful, incluso pienso que hacían cosas muy bonitas y con frases muy acertadas (hasta que se pasaron de azúcar), pero lo que diseñan no es un esbelto grácil y hermoso unicornio, sino un cerdito feliz con un cuerno en la frente. A mí me sobran muchos kilos, de veras que no castigo ni critico la redondez..., pero no en este animal fantástico, no es su esencia.


“Ésto” es un unicornio "de verdad", valga la paradoja. Se encuentra estampando un precioso neceser que decora el escaparate de la tienda Verde doncella, en Logroño. Esto es belleza que hace soñar y ayuda a pasar esta mala noche en esta mala posada, y no esa especie de “unicerdio”.
No, no me hice con el neceser..., en un ejercicio de contención, pero entra en mi lista de deseos más descabellados y lujosos. Y, mientras tanto, piqué en la colección low cost de You are the princess, en perfumerías Primor.


Una edición limitada que se llama ”You are the unicorn” y que fluctúa entre la versión ñoña, el plástico y lo kitsch por una parte, y el precioso y mágico mundo del unicornio por la otra. Hay un set de brochas con mango en forma de cuerno que, si no tuviera las de sirena, me llevaría, y si poseen la misma calidad, recomiendo.
Pero la joya de esta colección para mi gusto es esta sublime botella termo.


De verdad, es maravillosa. En un rosa muy dulce y con una silueta de auténtico unicornio estampada en ella (y nada más, ni purpurinas, ni arco iris innecesarios), tiene cabida de casi medio litro y mantiene el frío de un modo espectacular. Llevo dos semanas poniéndola a prueba, en mi gimnasio, en un viaje, en la oficina. El agua se conserva fresca, no desprende los malvados ftalatos dañinos y perjudiciales, y cuesta seis euros con noventa y cinco céntimos.



El otro tesorito de esta edición es el Magic Horn, una esponja de maquillaje tipo Beauty blender infusionado con una fina purpurina plateada que me hizo visualizar mi rostro maquillado y repleto de glitter. Pero no, no se desprende.
Humedecido, casi dobla su volumen. La punta es minuciosa, precisa, ideal para la zona del lagrimal y las aletas de la nariz. Y firme: pensé que de tan estilizada se rompería, pero no.
Y ¡es libre de látex! Cuánto me alegra que esta ausencia vaya convirtiéndose en norma, que las firmas tomen conciencia de que que realmente daña las pieles sensibles. Hace no tanto, las dependientas te miraban raro si al mostrarte una esponjilla tú preguntabas, ¿tiene látex?
Pues el cuerno mágico de You are the princess no lo tiene, y su precio no llega a los tres euros. ¡Es para llorar de felicidad!

10 comentarios:

  1. Yo soy fan del cerdicornio. Asúmelo, somos el fruto de miles de siglos de irnos mezclando y mestizando, y a los seres motilógicos les ha llegado el momento de entrar en el juego.
    La esponja es curiosa, pero no sé si me haría con ella de tenerla delante, depende de cómo me pille el día.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad, no te veo a ti muy del estilo del cerdiconio 😘
      Y no, no se trata de mestizajes, de los que soy también absoluta fan, sino de la degeneración y deriva de un concepto que a mí por lo menos aún me evoca algo.

      Eliminar
    2. No se trata de tener un estilo por sentir simpatía hacia algo. Me gusta, me hace gracia, simplemente. Fin de la historia.
      Afortunadamente, las personas no somos planas.
      Besos.

      Eliminar
  2. La botella termo está bien en sí pero el diseño me parece bastante cursi


    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hay modas que deben morir, como los unicornios de crines arcoiris, los iluminadores ridículo, el pelo teñido de gris perla y los pintalabios en tonos edgy... Pero, vamos, es mi opinión. Qué cada cual se exprese como quiera y sea feliz.

    ResponderEliminar
  4. Mi Irene es super fan de los unicornios, ¡si fuera por ella, lo tendría todo de unicornios! La esponja me ha parecido simpática y curiosa.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  5. A mí me ha encantado la botella...
    M.

    ResponderEliminar
  6. Pues ya me das el come come con la uniesponja. La sobrina de Darcy es más de unicornios más que yo, no digo yo que no pudiese caer algo de la colección como ideas para Reyes.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las esponjas de esta marca son buenísimas, ejemplo las de estampación imitando mármol. Y ésta no es una excepción 😂.
      Me encanta la punta que tiene para llegar al lagrimal y al párpado, zonas difíciles de maquillar.

      Eliminar
  7. La botella se ve divina. El cuerno de esponja a mí me hubiera pasado desaparecido pero si tanto dices, habrá que probar.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.