Corrector de Couleur Caramel para un Fresh Girl Make Up

8/01/2022
Un corrector no debería tapar, cubrir, esconder..., sino corregir con naturalidad y, sobre todo, sublimar la belleza que ya existe.

Comienzan mis vacaciones, estoy en Maestu..., mi paraíso de cada verano, ya os abrumaré a fotos bonitas como ésta, que dice mi Tita Hellen que no son vacaciones de verdad hasta que no enseño la cascada:

En Maestu mi maquillaje se vuelve aún más natural, siguiendo la moda Fresh Girl Make Up que arrasa este verano: protector solar anti rojeces, polvos de sol, delineador y máscara, y un labial melocotón en el bolso.

También llevo en el bolso, por si acaso hay que ayudar con un poquito de cobertura lo más natural posible, este corrector que compré en mi última visita a Mishea Peluqueros. Tras un mes y medio probándolo, ¡os lo recomiendo!

Couleur Caramel es una firma de maquillaje totalmente ecológica, que cuenta con el sello Ecocert entre otros y ha sido incluida en las ferias más prestigiosas de biodiversidad.

Han reformulado los envases adaptándose a una estética espectacular sin perder sus principios. 
Esta cajita redonda imantada, con tapa de madera y espejo, es perfecta para llevar en el neceser o sencillamente en el mini bolso de verano junto al bálsamo labial con color.

Los ingredientes, ah los ingredientes. Son una égloga de Garcilaso o una bucólica de Virgilio, oye. 
Por supuesto carece de alcohol, silicona o parafina, y contiene escualano, ceras naturales, aceite de almendras dulces y manteca de karité en primer lugar.
Juro que vale cada uno de los dieciocho euros que cuesta.

Aquí lo veis aplicado a modo de base, tras el fotoprotector, difuminado con brocha.
Yo compré el tono once, beige diáfano, pero ahora quizás me vendría mejor el tono doce beige claro, también existe el tono ocho beige melocotón. Y otros dos tonos para pieles más oscuras.
No "tapa": corrige, sublima y permite respirar. Y dura sin apelmazarse.

Lo veis también, aplicado a dedo y sólo en algunos puntos del rostro, en este "selfie" que acabo de disparar ante la cascada: un poco de polvos de sol en las mejillas, ¡y no necesito más para brillar!

5 comentarios:

  1. Qué fotones!
    M.

    ResponderEliminar
  2. Preciosas las fotos de la cscada, como siempre. Un corrector debe hacer muchas cosas, depende de quien lo use buscará una función u otra. Para alguien con una ojera muy negra que sólo difumine no es suficiente. Entendamos que hay necesidades varias. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para una ojera muy oscura, un corrector beige nunca será suficiente: para eso existen los pre-correctores y se necesitará uno de un tono más entre salmón y butano. Por supuesto hay distintas necesidades en cada piel, y para eso hay distintos productos...

      Eliminar
  3. En verano utilizo muy pocos productos y el corrector no está entre ellos, un poco de polvos, colorete, máscara y alguna cosilla más. Del que enseñas me gusta el formato y que luego cuando lo acabes puedes aprovechar el espejo, sin estropear, ni romper el packaging. Besos :-)

    ResponderEliminar
  4. Me parece muy práctico

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.