Ya es navidad... en Kiko: rubores de la colección Magical Holidays

11/22/2019
Las ganas de Navidad, que sabiamente reprimo hasta pasados Todos los Santos para no sufrir de espera eterna, se me disparan cuando las compañías cinematográficas empiezan a anunciar sus películas navideñas (este año, Last Christmas con Emilia Clarke y  música de Wham como banda sonora, gracias universo)...


... y cuando desde los soportales de la Gran vía de Logroño se vislumbra la dorada y brillante colección de navidad de Kiko.  Es ya un rito, una tradición comprar productos de esta edición limitada aunque no vuelva a entrar en sus tiendas en todo el año porque, sentemos ya una premisa para luego decir que con todo y eso vale la pena: Kiko ha encarecido sus precios y sigue una política incorrecta de captación de clientes.


Las dependientas no te dejan en paz. te hacen sentir incómoda, pero... oh cuando llega la Navidad. La edición de estas vacaciones siempre es mágica, y ofrece lujo, belleza y profesionalidad a partes iguales..., y a precios que cada vez se parecen a los de Mac, todo hay que decirlo.
Este año lanzan el Wow lipstick, una barra de labios surcada de glitter dorado que se declina en un burdeos y en un rojo clásico:


Bea de Miss Potingues me dijo que le recordaba al Jerry de una de la ediciones navideñas de Nars 2019 y he querido compararlos. Es verdad que una fotografía tiene luz natural y otra luz artificial, pero podemos ver que el rojo navideño de Kiko es más frío y más pigmentado..., y cuesta la tercera parte: 9,90 euros.


Cosas que no valen la pena por el precio que tienen: las sombras de ojos y los iluminadores, puro glitter. Cosas que me interesan de la colección: los lápices dobles que ya son rituales en Kiko. Tienen como siempre la misma pinta que una tarta de arándanos cocinada por la abuela de tu mejor amiga, pero al no ser retráctiles mi pereza acabará por convencerme de no comprarlos: al final nunca les saco punta y acaban romos en mi tocador.


Lo que sí caerá en el Black Friday ( apunto que Kiko siempre hace suculentos descuentos), es este set lujoso de pinceles y neceser por veinticinco euros. He tocado las brochas y son suaves y firmes, de una calidad inmejorable, y de su belleza habla sin palabras esta imagen que es pura esencia navideña.
Bien, y ahora basta de deseos, hablemos de realidades:


¿Qué he adquirido yo de la colección hasta ahora? Pues lo que en mi opinión es la joya de la corona: los dos rubores Morning Star Biscuit y Perfect Rose.
Kiko me ha dado una gran alegría rescatando este color melocotón dorado, que ya salió la pasada navidad y yo compré pero, aterrada por la idea de que fuera un producto efímero, atesoré en mi tocador casi sin utilizarlo..., porque me gustaba demasiado.

L-R: Luster de Nars, MSB Kiko 2018, MSB Kiko 2019.

Sí, resulta paradójico, suena absurdo..., pero no me digáis que no os ha sucedido alguna vez. Ni tengo que decir que he regalado la versión del año pasado a un familiar: ahora puedo utilizar con paz esta preciosa polvera de acabado en charol rojo y oro, y nombre poético y a la vez perturbador (Morning Star Biscuit), porque sé que lo más seguro es que la reediten año tras año. Es uno de los coloretes favoritos de Dirty Closet y entiendo bien el por qué: se parece al Luster de Nars pero más claro y brillante.


Aquí lo tienen en todo su esplendor, compitiendo con el otoño.


Y aquí, en mi Locus Amoenus particular. No había dormido bien y se nota en las líneas del contorno de los ojos, pero contemplad el espectáculo de las mejillas. Es un tono "quemadita por el sol" pero con un fulgor melocotón que relaja el bronceado.


El otro colorete que adquirí se llama Perfect Rose y sí, ya puedo decir que encontré el rubor rosa perfecto para mí. Frío, dulce, color algodón de azúcar y muy, muy brillante pero, como su compañeros, sin un tropezón de purpurina.


Sublima los pómulos, dulcifica las facciones, ¡yo diría que hasta adelgaza ópticamente!
Estos coloretes cuestan 16,95 euros y sí, antes de pensar como yo hice "a Kiko le ha entrado de pronto complejo de Mac Fuencarral"...., daos una vuelta por el dorado y mágico mueble y rozad la superficie con vuestros dedos.
Como cada Navidad, Kiko ha vuelto a realizar magia.

10 comentarios:

  1. Los dos coloretes son muy bonitos y especialmente el primero pero lo veo caro para Kiko, para mi de lo mejor sigue siendo los longlasting sombras de ojos y los lápices de ojos longlasting también, tanto casi todo el colorido, me encantan una estupenda pigmentaciñon aunque no para la línea de agua, al menos para mí los lápices de Kiko no puedo usarlos por dentro, algo tienen que me va mal y me llora el ojo cosa que no me sucede ni con Maybelline ni con Rimmel, pero para delineado me encantan, también picoteo con labiales y perfladores, bueno lo cierto es que picoteo con todo, si cuando lo veo me parece caro pues me espero a algún descuento y sino me hago con él... pues ¡mala suerte! ja ja ja

    Pero tengo que decirte que el primer colorete me parece precioso. ¡El sábado lo miraré en vivo!


    Besos

    ResponderEliminar
  2. Todo el mundo cabreado con la idea de que saquen productos de años pasados, y tú feliz.
    ������

    ResponderEliminar
  3. Ginger, sí, las ediciones de Kiko son caras. Lo he dicho al principio y ahora es cuestión de si te merece la pena o no.
    También hemos de ser honestas y reconocer que si los precios ya no son low-cost, la calidad tampoco. Yo te confieso que es más que los precios, me echa para atrás la actitud de las dependientas. Es acoso y derribo.

    Anónimo, es que en realidad a mí el concepto “producto efímero” no me gusta, me genera ansiedad, si un producto me llega al corazón lo quiero en mi vida siempre. Y por eso, encontrar el mismo colorete del año pasado me ha llenado de orgullo y satisfacción.

    ResponderEliminar
  4. ¿Cómo te puede quedar tan bien ese rosa frío que es tan complicado? Me encanta, en serio. El otro, el tipo Luster, me tienta too mucho. Por cierto, me gusta más cómo queda el labial de Kiko que el de Nars, y es más económico, así que, esta vez, bien por Kiko.
    Por cierto, las brochas de esta marca suelen salir muy buenas. Yo tengo un set navideño de hará por lo menos 5 años y están como nuevas. Con éste no caeré, pero será una buena compra para quien sí lo haga.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Ese colorete "amecolotonado" (no se si existe esa palabra...) me ha gustado mucho. Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Beatriz: porque soy fría de piel, supongo. Lo llevo hoy y tiene un fulgor magnífico.
    El otro es fantástico y mi favorito, qué te voy a decir de él. La pincelería de Kiko es algo que aún no he probado y me apetece precisamente por eso y porque me han hablado muy bien de ello.

    Mariflo, sí que existe el adjetivo amelocotonado, y este colorete es maravilla.

    ResponderEliminar
  7. Pues son preciosos los dos pero me quedo claro ñ el rosa qué cosa más bonita
    M.

    ResponderEliminar
  8. Ains, mira que paso por Kiko y ni hago por entrar por lo que comentas de las dependientas y los precios pero...¡es todo tan bonito! Que no prometo nada la próxima vez que pase por su calle ;)
    Un beso, estás muy guapa!

    ResponderEliminar
  9. Complejo de MAC Fuencarral... es LA frase de la semana! Me parto!

    Estoy completamente de acuerdo contigo con los precios y la atención. Si ya casi no entro en Lush por el trato agobiante de venta que tienen los dependientes que roza el acoso al comprador. Como me queda dinerito en una tarjeta de cumpleaños de mi hermano iré a mirar esta semana si no salgo muy tarde pero desde luego iré con los cascos puestos, eso suele disuadirlos.

    Besotes

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.