Reflexiones en la bañera (LXX: Soap & Glory)

Meses han transcurrido desde que publiqué unas reflexiones en la bañera, ¡pero muchísimos meses!

Me gustaría decir que no lleno la bañera por motivos ecológicos, pero la realidad es que la falta de tiempo me impide hacerlo.




1.Antes solía bañarme los domingos por la mañana, ¡ahora prefiero quedarme en la cama a leer! Sin embargo hace unas semanas decidí llevarme este libro de Harry Potter a la bañera, ¡dos paraísos unidos!




2. ¿Qué estás leyendo últimamente? Es una pregunta que muchos me hacen.

Y, junto con primeras lecturas de El infinito en un junco de Irene Vallejo o Grecia para todos de Carlos García Gual, y deslumbrantes descubrimientos poéticos…, lo que más hago es releer a J.K. Rowling o a Agatha Christie. No regrets.




3. Leo para ser feliz, es una de las razones más poderosas que me llevan a los libros. Las letras me aportan no sólo cultura, sino calma y deleite. 

Y si sé que una antigua lectura era deliciosa, volver a ella es como retomar una vieja amistad, algo que siempre apetece.




4. Y, por supuesto, otra fuente de placer es la cosmética, y al principio de este verano decidí probar productos de Soap & Glory: llevaba años queriendo probar esta marca británica.

Se vende en primor por un precio bastante accesible, así que me hice con una pequeña manteca y un gel de Lima bautizado con el sugestivo nombre de  Sugar Crush: ñam, ñam. 




5. La estética es por un lado vintage, muy “América años 50”…,  y por otra parte muy rosa, también explotando la veta pin up. Me recordó en seguida al nuevo envase del exfoliante corporal Brown sugar de Sephora, y por cierto hacen un buen bodegón.

Me fascina la combinación del exfoliante con el gel, refrescante y cítrico pero dulce al mismo tiempo…




6. Sugar Crush no hace espuma como veis en las fotografías, pero mima e hidrata la piel como un manto gozosísimo: su exquisita formulación incluye varios aceites naturales.


La manteca no me enamora: la veo algo gelatinosa y no hidrata tanto como, por ejemplo,  la corporal de cacao de Palmer’s. Y prefiero los aromas cálidos del chocolate a los olores tropicales del mango.




7. Y junto al  baño gozoso y lectura, me premié con el lote entero, uno de mis desayunos de fin de semana.

Suelo mezclar rodajas de fruta natural con yogures más o menos apetecibles o sanos, según esté mi animo. 

En el primer domingo tras “la vuelta al cole “, aún con la saudade de mágica montaña alavesa… ¡incluso pequé con un resto de dulce de leche que había  por casa!

7 comentarios:

  1. A mi tú sabes que esos ratos de instrospección y autocuidados me parecen super necesarios para conectar con nostras mismas. Chapó por tu mezcla de lectura y cosmética de hoy, esa marca huele a gloria, como su nombre dicen.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Lo q m arrepiento de haberme, quitado la bañera 🙄🙄🙃

    ResponderEliminar
  3. No he probado nada de esta marca,medalasensación de que me resultaría dulce de más.
    Disfruta de tu momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los corporales de esta marca son dulces hasta para mí, es que el dulce afrutado no lo aguanto.
      El gel en cambio te lo recomiendo porque la lima le da un frescor muy grato.

      Eliminar
  4. Ayy mis queridas reflexiones en la bañera, cómo las echaba de menos!!! El exfoliante me llama mucho la atención. Has probado alguna línea corporal de zara?!? Gracias por rescatar las reflexiones en la bañera. Besosss!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que te iba a ilusionar el post, mi querida anónima amante de las reflexiones.
      No, no he probado corporales de Zara, pero sus perfumes no me llaman mucho la atención. Su maquillaje en cambio es magnífico, fabuloso, y lo acaban de reformular, así que a lo mejor habrá que dar oportunidades.
      El exfoliante corporal de azúcar moreno de Sephora es el mejor que probado, y he catado unos cuantos: huele a pastel de Navidad y deja la piel exfoliada… ¡e hidratada! Tiene una cantidad de aceite como para alucinar.

      Eliminar
  5. Parece muy gustoso el gel...
    M.

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre...

Con la tecnología de Blogger.